viernes, 29 de octubre de 2010

Feliz Cumple Tatik!!!!


Una de mis Twifriends cumple añitos!!

Feliz cumple Tatik!!!! Atrasado, pero presentes aquí saludandote amor. Espero que hayas pasado un excelente cumpleaños y que lo hayas festejado en grande, Robsten Moments fue mi regalo aún sin saberlo. Besotes y llevate este regalito hecho con mucho amor!!

miércoles, 27 de octubre de 2010

Capitulo 1 Nunca me olvides, me tengo que marchar….


Nunca me olvides, me tengo que marchar….

Las silenciosas y escurridizas lágrimas que llevaban su nombre, se derramaban incesablemente por mis mejillas. Deseba morir, largarme de ese mundo vacío y gris, abandonar todo, rendirme a la pelea, porque sin el… no valía la pena seguir viviendo,… ¿para qué?, ya nada me hacia sonreír, desde hacia mucho no conocía lo que era sentirse feliz….Mi vida, era solo penumbra…

El vacío en mi pecho y la daga en mi corazón me flagelaban con cada minuto que pasaba, al igual que los miles de recuerdos de aquella noche, lo extraño era que a pesar de esa continua tortura no moría… seguía agonizando por su ausencia preguntándome ¿por qué a mi, por qué no estas aquí?

Un mes había pasado desde su muerte, desde que mi alma se consumió con su cuerpo y se volvió solo cenizas, cenizas que quedaron allí, atrapadas en ese claro…

Me acurruque junto a la ventana y observe como la lluvia caía, mientras que miles de imágenes y recuerdos comenzaban a agolparse en mi mente.

Flashback

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Tanya.- grito el vampiro de cabello cobrizo y ojos hermosamente siniestros.

Una chica de cabello rizado de color rubio fresa y piel pálida apareció de repente. Sus movimientos me aturdieron, caminaba con tanto garbo y elegancia como si fuera una mismísima modelo. Su belleza era simplemente destrozadora.

- Encárgate de el.-ordenó apretando el cuello de Alec, lo lanzo con fuerza hacia el otro del claro, Su espalda impacto contra un árbol haciendo que este se partiera en dos. Cerré mis ojos fuertemente cuando escuche el crujir se sus huesos y el impacto del árbol contra el suelo.

No, por favor que no sea lo que estoy pensando…

Abrí mis ojos lentamente y me encontré con la imagen que evidenciaba que estábamos perdidos. El árbol había caído encima de su cuerpo impidiendo que pudiera levantarse, además el estaba algo débil, no había cazado desde hace algunas semanas, ni aunque hiciera el uso de toda su fuerza podría liberarse.

Su don –bloquear los sentidos- al parecer tampoco era útil en este momento, extrañamente a estos vampiros no les afectaba.

Mi conocimiento sobre el mundo paranormal era escaso, pero estaba casi segura de que ellos poseían un escudo mental o algo similar.

-Bella!- exclamo el en un grito de dolor.- por favor perdóname amor, perdóname por no poder protegerte.

No Alec, no hables así, este no es el final….

Las lágrimas comenzaron a nublar mi vista. Me sentía tan impotente al no poder hacer nada.

El vampiro de cabello cobrizo se posiciono delante de mi impidiéndome ver la imagen de cómo mi alma moría, tomó mi rostro entre sus manos y me hizo mirarlo fijamente. Sus tétricas escarlatas me mantuvieron aferrada a esa tierra húmeda y estéril.

Entonces se me ocurrió algo…. Debía morir para salvarlo, el no merecía mi cobardía.

-Por favor.-suplique en un sollozo.- no le hagan daño. ¿Tienen sed?, pues beban de mi sangre, pero lo único que les pido es que no lo lastimen.

El vampiro sonrío con suficiencia, como si hubiera estado esperando este momento en el que yo me entrega el sin ninguna resistencia, me miro con deseo y apoyo su barbilla en mi hombro, sentí su frío aliento sobre este.

- Bella, no!.-escuche el crujir de mas huesos y me estremecí al tiempo en el que el vampiro colocó sus labios sobre mi cuello, detrás de ellos sentí dos filosos colmillos que me asechaban ansiosos.- yo estaré… bien, no te preocupes por mi, ya es hora de marchar, recuerda que mi alma siempre estará contigo.

Las lágrimas silenciosas cayeron con más intensidad a medida que la daga de sus palabras se clavaba en mi corazón.

No, no puedes dejarme… ¿que haré sin tu amor, sin tus besos Sin tus palabras de aliento? Dime!

-¿y qué pasa con mi alma?, ella se irá contigo, ¿de qué me servirá vivir sin ella, sin ti?- el chico de cabello cobrizo me rodeo con sus brazos y me apretó fuertemente contra el para que no intentara escapar, respiro profundamente.

-Bella, te volverás a enamorar, sonreirás de nuevo y pronto solo seré un lindo recuerdo. Nunca me olvides… me tengo que marchar. Te amo mi amor.- a continuación escuché su ultimo aliento de vida y me derrumbe en los fuertes brazos de ese frío vampiro que había acabado con mi existencia, quitándome lo único que único que amaba .Alec…

No sentí dolor cuando sus afilados colmillos se apoderaron de mi cuello, mi mente vagaba por un mundo totalmente diferente a este, donde no existía ni el dolor ni la soledad. Cerré los ojos fuertemente y trate de que aquel sueño en el que estaba a punto de sumirme durara lo máximo posible, porque al despertar estaba segura de que nada volvería a ser igual. Caí inconciente por la perdida de sangre a a los pocos minutos.

Pero… desgraciadamente al despertar seguía viva. Maldiciendo a Demetri internamente por haberme salvado la vida, el había succionado la ponzoña evitando que muriera.


Nunca supe lo que paso después de que caí inconciente. Aro dice que cuando llegaron, la zona estaba vacía y no había ni un rastro del efluvio de los dos vampiros en el aire.

Jane extrañamente sobrevivió gracias a que la ponzoña no quiso irse de su cuerpo, y por mas de que Marco intentó, solo había podio eliminar un poco de ella, por lo tanto Jane era ahora una semi- vampira.

Para todos había sido difícil la muerte de Alec. Para Heidi y Demetri era la perdida de un hermano, para Aro y Marco era la ausencia de un hijo y por último para Félix y Cayo, una batalla perdida donde murió uno de sus mejores guerreros, pero a nadie le era tan difícil como a mi.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fin Flashback

Suspiré.

Si estuvieras aquí todo seria tan diferente, aun recuerdo tus sonrisas, tu forma de besar, tus caricias. Se que me hago daño recordantote… pero prefiero eso a que nunca mas te vuelva a ver.

-Toc, Toc- dijo Jane al otro lado de la puerta.- ¿se puede?

Sequé rápidamente con las yemas de mis dedos las lágrimas.

- Si, sigue...- recosté mi cabeza sobre la chaqueta de Alec que aun tenia impregnada su aroma.

-Deja de castigarte, Bella… ¿no te parece suficiente ya?, pareces un zombie. No es justo que vivas de solo de recuerdos.

Sabía a lo que ella se refería. Todas las tardes venia a este lugar, su habitación. Donde habíamos construido nuestro cuento de hadas, donde se hallaba su esencia en cada rincón. Lloraba toda la tarde hasta que mis ojos quedaban secos y solo se escuchaban mis suaves y tenues sollozos.

- Sabes que no he podido olvidarlo, ni lo quiero hacer…- ella se arrodilló junto a la cama y tomo mis manos entre las suyas.

- Lo sé, pero date una nueva oportunidad, trata de ser feliz. Me lastimas a mí y a Charlie con tu comportamiento, no queremos verte sufrir más.

- Pero, el…

- Ha pasado un mes, la vida sigue…- dijo interrumpiéndome, apretó levemente mi mano.-saldré con Felix mañana en la noche a un nuevo Bar que inauguraron en Port Angeles. Te hará bien salir un poco… ¿Qué dices?

-No, no estoy para eso...

Ella frunció el ceño e hizo una mueca de disgusto.

- Bells, por favor solo será una noche, si te hartas del lugar, nosotros te traeremos de vuelta al instante, Solo quiero que te distraigas un poco y cambies de ambiente. No todo en la vida es tristeza además, estoy segura de que Alec le gustaría verte sonriente, feliz, llena de vida.

Bella, te volverás a enamorar, sonreirás de nuevo y pronto solo seré un lindo recuerdo.

-Lo pensaré.-concluí. Ella sonrió con suficiencia y me abrazó.

Intentare ser feliz como me lo pediste, pero no me pidas que te olvide. El dolor nunca dejará de opacar mi felicidad.

- En realidad, no venia para esto. Aro me pidió que te buscara, quiere verte en su despacho.

Me preguntaba para que quisiera verme Aro.

- ¿tienes idea de para que quiere verme?

- No estoy segura pero, creo que se trata sobre un visitante repentino.

- ¿Qué visitante?

- el ha recibido últimamente algunas llamadas de un sujeto llamado Carlisle, quizás sea el…

Mi curiosidad aumentaba a medida que Jane hablaba.

- Bajaré de inmediato.-dije mientras me levantaba de la cama, traspasé la puerta. escuché que Jane me llamaba desde mi habitación pero la ignore y me dirigí al despacho de Aro. Cuando me disponía a girar la perilla Demetri apareció y tomó mi mano.

-Aro está afuera.-susurró.

- Dijo que quería verme.-repliqué zafándome de su agarre.

- Lo sé, pero hubo un inconveniente. el visitante.- susurró la última palabra aun mas bajo.- mantente muy cerca de mí y no digas nada.- me tomó por la cintura y me estrechó contra su cuerpo.

¿Por qué, qué estaba ocurriendo?

- Pero…-me ignoró y me condujo hasta la gran sala donde se encontraban Jane, Heidi y Felix. De repente la puerta principal se abrió. Cayo, Marco y Aro entraron acompañados de un sujeto con una gran capa negra. Su cuerpo era esbelto, alto, fuerte y musculoso, llevaba la capucha puesta y la cabeza gacha por lo que fue imposible verle el rostro.

-¿Quien es el?-preguntó Heidi.

Aro fue el primero en responder.

- El es Edward

- Uno de los guardias de los Cullen.- intervino Marco.

Demetri se tensó junto ami y me apretó más contra el.

Cullen…. Había escuchado eso antes, pero los recuerdos que tenia sobre esa conversación con Aro y Alec eran muy borrosos.

El sujeto de la capa levanto la cabeza y se quito la capucha. me quede petrificada al verlo. El mismo cabello cobrizo, los ojos hermosamente siniestros color escarlata, las facciones similares a las de un ángel diabólico.

Oh, por Dios, no..

- Tu….- fue lo único que logre articular. El miedo y el odio comenzaron a correr por mis venas, mientras que la herida en mi corazón comenzaba a abrirse de nuevo.

El me miró con la misma expresión de deseo de aquella noche oscura.

-----------------------------------------------

Hola Chicas. perdón por la demora , pero tenia algunas obligaciones escolares que cumplir. espero que lo disfruten. aquí abajo les dejo el vídeo que inspiro este capi y una parte de esta historia. Desde Mi Cielo, De Mago De Oz

Pdta: Gracias por sus palabras que me motivan a seguir escribiendo.

Besos desde Colombia

Tati Gómez


video

martes, 26 de octubre de 2010

Capitulo 2 Desolacion


Desolación

Bella…

_Dios Bella pareces un zombi_

Me dijo mi hermana al tiempo que me pasaba una taza de chocolate caliente y como autómata lo recibía. Tome un poco y mire a la única persona que me quedaba en el mundo sabiendo que quería respuestas a mi comportamiento.

_Ang por favor no quiero hablar de ello_ dije cansadamente

_Pues lo harás Isabella Marie Swan_ sus brazos estaban en jarras sobre sus caderas y la punta de su zapato repiqueteaba en la baldosa.

Tendría que decirle…



_
 ¿Sabías que Edward se ha ido del edificio?_





_ ¿Qué? Pero… es absurdo él y tu… ¿qué paso?_ pregunto al tiempo que se 
sentaba junto a mí. Tomo mis manos entre las suyas y me insto a seguir.

_Si él y yo teníamos una relación, pero accidentalmente se enteró sobre algo de mi pasado y me acuso de que solo me interesaba su dinero_

Susurre sollozando, las lágrimas empezaban a agolparse en mis ojos y pronto se desbordarían pero intentaba retenerlas hasta desahogarme.

_Se enteró de…._

_Oh no… se enteró sobre eso y ahora piensa que quieres su dinero, pero y Lizzy ¿la has visto?_

_Ha pasado tanto tiempo que… en fin pude verla unas cuantas horas porque 

Alice la trajo, ella se veía tan triste cuando se fue sus verdes ojitos se aguaron_ e inevitablemente lo hice yo también.

_Oh hermanita lo lamento tanto_ me abrazo, un abrazo que necesitaba desesperadamente

_Porque Ang… ¿porque a mí?_ solloce en su hombro necesitando desesperadamente una respuesta a este tormento

_Como quisiera tener una respuesta a eso hermanita… solo puedo estar aquí y apoyarte como siempre lo hiciste conmigo_

_Gracias_ susurre

_Pero hace cuanto que se fue_ me solté de su abrazo y me levante hasta quedar frente a la ventana que daba al pequeño parque del edificio. Ese que me traía recuerdos de risas y felicidad.

_Hace unos tres meses, por lo que supe de Alice se fue a vivir con sus padres_
El horizonte parecía más interesante que lo que estaba diciendo mi hermana…

_Bells… ¿me escuchas?_

_No en realidad_ dije al tiempo que me volteaba para verla a unos pasos de mi

_Se lo mucho que sufres pero…._

_No me digas que sabes lo que siento porque no es así, no me digas que sabes lo que es perder a alguien que te importa ¡porque no lo sabes!_ le grite sintiéndome miserable

_Lo siento… yo…_

_No te preocupes Bella, estas pasando por un momento difícil. Edward y Lizzy son tu familia por eso duele. No sé lo que sientes eso es verdad, pero lo que si se es que aquí estoy_

Me abrió sus brazos nuevamente y sin poder evitarlo me envolví una vez más en un cálido abrazo. No eran los brazos que deseaba en este momento pero por lo menos me hacían sentir querida, en familia. Esa que por un estúpido mal entendido se había desmoronado.

Ángela me llevo a mi habitación, mientras sollozaba. Parecía una niñita llorona sin embargo no podía evitarlo, el dolor era tan fuerte, como si hubieran abierto un hueco profundo en mi pecho.

Me encontraba en el baño vistiéndome con la ropa de dormir sin siquiera ser consciente de estarlo haciendo correctamente. Al terminar me observe en el espejo y lo que vi fue espantoso. Dios parecía un muerto viviente. Mi rostro estaba demacrado, las ojeras bajo mis ojos eran purpuras y el color chocolate que tanto le gustaba a él… estaba apagado. Y por más que intentara sonreír una mueca extraña era lo que conseguía.

Unos golpes hicieron que dejara mi inspección _ Bella… ¿estás bien?_

_Si… salgo en un momento_ hasta mi voz estaba apagada

_Ok_

Luego de intentar retocar mi aspecto aunque sea un poco sin mucho éxito salí para encontrarme a Ángela observando algo en el buro de mi cama.

_Se veían muy felices_ murmuro con nostalgia

En efecto era lo que pensaba una fotografía en la que nos encontrábamos Edward Lizzy y yo abrazados, yo la sostenía mientras él nos abrazaba por la espalda. Irradiaba tanto amor y felicidad esa imagen. De solo recordar ese momento siento que aún existe todo eso.

_Que fue lo que paso Bells, como es que durante todo este tiempo no hayas podido aclarar las cosas con el_

Mi hermana tenía un inmenso cariño por Lizzy era su única sobrina y la consentía siempre, pero luego del incidente no volví a ver a mi hermana tan a menudo como antes. Me senté en la orilla de la cama y ella hizo lo mismo, tomo mis manos como hacía unos instantes. Vi en sus ojos el apoyo que me brindaba y sobre todo vi cariño y comprensión. Esta era una de las tantas escenas que vivamos cuando pequeñas y ella lloraba por las continuas burlas de sus compañeros por no tener un padre y una madre.

_Es tan extraño, normalmente era yo la que te consolaba, ahora yo…_

_Ahora tú eres la que necesita un apoyo, alguien que te ayude que te escuche pero sobre todo necesitas a tu hermana pequeña_

Asentí de acuerdo sin poder decir más, esas palabras me reconfortaron y me dieron el valor de contar lo siguiente. Necesitaba a mi hermana necesitaba a mi mejor amiga.

_Llegaba de la cafetería, ese día tuve que trabajar hasta medio día quería darle una sorpresa a Edward… era su cumpleaños y quería darle algo que sabía le encantaría. Iba tan contenta incluso llevaba algo para mi pequeña…._

Y como si de una película se tratara los recuerdos aparecían nítidos en mi mente al tiempo que se los iba contando a Ángela.

Flashback

_Señorita aquí está su paquete tal cual lo ha pedido_

La joven que me estaba atendiendo dejo el paquete sobre el mostrador con una sonrisa en el rostro. Me acerque para ver que en efecto el paquete había sido envuelto en el papel que pedí y en su interior se encontraba el regalo que con tanto esmero había comprado para el hombre que me había robado el corazón. Sabía que le gustaría era de sus cosas favoritas.

_Disculpe que sea indiscreta, pero debe querer mucho a esa persona para regalarle algo tan costoso_

La mire totalmente segura dije _Lo amo_ simple y claro, porque esa era la verdad, lo amaba más que a mi vida y le daría esto y muchísimo más.

_Es un hombre afortunado_ sentencio con una sonrisa alegre. Asentí con una tímida sonrisa…

Me despedí y salí del lugar con cierto nerviosismo mezclado con alegría. Nerviosa por su reacción frente a lo que había gastado en el regalo porque prefería gastar en mí que yo gastara en él. Alegría porque por fin sentía que estaba aportando un poco más en esta relación. Sentía que él me daba más de lo que yo lo hacía.

Lo cierto era que la afortunada era yo por tenerlo a él y sobre todo por tener a mi pequeña Lizzy, ella era mi adoración y aunque intentara negarlo la veía como si fuera mi propia hija, como si hubiera sido yo la que la dio a luz. Desde que la vi mi mundo tuvo sentido, sentí ese instinto maternal del que se decía tenía toda mujer. Y al parecer mi pequeña también me sentía cercana, cada vez que estaba en mis brazos conectábamos de una manera tan íntima, como una especie de vinculo.

Y ella me brindaba los balbuceos más hermosos del mundo, parece ridículo pero sentía que me hablaba y estaba segura de que lo hacía, con sus ojitos me mostraba felicidad, ternura y amor. Es difícil de explicar pero estaba segura de ver todo eso en sus pequeñas orbes verdes.

En mis manos llevaba el regalo que estaba orgullosa de dar era una bellísima libreta de aun aspecto antiguo y una caligrafía perfecta en la portada en ella podías escribir las notas musicales respectivas al piano, era hermosa y un regalo perfecto para el mejor pianista que haya oído.

En mi vida había estado tan emocionada y nerviosa por dar un obsequio, ya que mi familia no era muy numerosa por lo menos no como la de Edward. Yo solo tenía a mi hermana y a Ben, eso en ocasiones normalmente me sentía mal dañándoles su burbuja. También tenia a una personita por la cual mi hermana y yo luchábamos en conjunto, una verdad que estaba por revelarle a las dos personas a las que necesitaba y me necesitaban. Mi propia familia o eso quería creer.

Iba por las calles de Chicago lo más rápido que mi auto podía. Una hermosa casa estilo señorial se alzó al doblar una esquina y mi corazón bombeo aún más deprisa, aparque en la entrada de la casa que pertenecía a Esme y Carlisle los padres de Edward. Baje del auto y con paso lento camine hacia la entrada con el paquete en la mochila que llevaba al hombro y mis nervios a flor de piel, timbre y a los pocos segundos una preocupada y extrañada Alice me abrió la puerta.

_Que pasa Alice… te noto preocupada, está todo bien_ entre ante su atenta mirada, parecía debatirse entre contarme o no

_Bella…._ suspiro hondo _Yo… no sé cómo decirte esto pero es mejor que lo veas por ti misma_

Me llevo hacia la sala y justo antes de entrar me dio una mirada comprensiva, la cual no entendí en lo absoluto hasta frente a mi sentado en uno de los sillones se encontraba el hombre que jamás creí volver a ver y que su sola presencia me aterrorizaba. Junto a él se encontraba Edward y sus padres. En el instante en el que entre a la sala todos voltearon a verme incluido él.

_Jacob_ susurre casi inaudiblemente, estaba aterrada y si él ya le había contado todo.



_Veo que me recuerdas Bells_ se puso de pie con las manos en los bolsillos



_Así que si lo conoces_ mi mirada se dirigió a Edward

_Yo…._ no sabía que decir o más bien como decirlo, mis manos estaban temblorosas y las juntaba evitando que vieran mi miedo y sentía escalofríos por todo el cuerpo.

_Tu que, me vas a negar que mantuvieras una relación con este hombre mientras estabas conmigo, me vas a negar que solo quieras mi dinero para gastártelo en él y el hijo que tienen_

Su rostro sin expresión alguna y su aparente calma eran muchísimo peor que si me gritara o me insultara. El no pudo enterarse de todo eso. Oh por Dios a quien quiero engañar por eso estaba aquí, para volver a destruirme, me busco hasta que me encontró y está destrozando la felicidad que había encontrado.

_No eso es mentira yo no tengo ningún hijo con él, no le creas nada de lo que diga, por favor Edward_ el me veía impasible, totalmente sin emociones

_Que no le crea nada ja, por Dios Bella tiene pruebas de lo que dijo_ me paso unos papeles, más específicamente unos exámenes

_Pero que…._

_Solo léelos y después me dices si lo que hay en ellos no es cierto_

Los estaba leyendo y en ellos aparecía el nombre de una de las personas más importantes en mi vida, sobre la cual Edward no sabía nada pero tenía la confianza de confesárselo el día de hoy, solo que alguien se me adelanto y distorsiono todo, haciéndome ver como la mala de la película.

_No es lo que parece… él te está haciendo ver las cosas como no son, la verdad es…_

_Es que en esos papeles nombran al hijo que tenemos tu y yo, quien se encuentra internado en un hospital por padecer de una espantosa enfermedad del corazón_

Como podía ser tan cínico, la mitad de las palabras que salían de su boca eran ciertas el pequeño en ese hospital sufría de una enfermedad del corazón y estaba internado porque había sufrido un ataque demasiado fuerte hacía varios meses, y era cierto que necesitaba dinero para pagar el hospital, los medicamentos y todo lo que requería la estadía de su pequeño hermano en ese lúgubre lugar.

_No… no es verdad… tu yo no tenemos ningún hijo_ alce la mirada para ver al hombre más detestable que haya conocido

_Tu y yo no tenemos nada desde hace mucho tiempo, es verdad que hay un pequeño al que adoro muchísimo internado en un hospital, pero no es mi hijo ni tampoco tuyo es…._

_No quiero escuchar más Isabella, no intentes hacerme ver lo que tú crees es la verdad, ese papel muestra la paternidad de este sujeto con ese niño como tu maternidad, hay un medico presente así que no intentes hacerme ver algo que no es_

Un enorme nudo se formó en mi garganta al no poder defenderme, al ser acusada sin derecho a exponer mi versión de la historia. Esme y Carlisle miraban consternados la escena, sabía que siempre estarían del lado de su hijo procurando su felicidad yo solo era la intrusa que al parecer le estaba dando infelicidad. Pero de lo único que era culpable era de ser una cobarde.

_Nunca intentaría dañarte, no te dije nada sobre ese niño porque temía tu reacción, temía que me acusaras de ver por un niño que es el hermano menor de la persona que más daño me ha hecho_

Lo que fue imposible desde un principio se hizo realidad las lágrimas caían sin contemplación por mi rostro, tenía mis manos aferradas a los papeles que eran mi guillotina e impidiendo que los sollozos salieran de mi boca.

_ Por favor, este sujeto ni siquiera tuvo la necesidad de llenarme la cabeza de cucarachas, simplemente tuvo que mostrarme unos papeles y decirme que tenían un hijo enfermo para atar cabos…_

Ahora se encontraba paseando de un lugar a otro y pasándose una mano por el cabello al tiempo que decía frases que no lograba entender.

_Demonios fui tan estúpido… por eso tus salidas inexplicables, las veces que decías estar con tu hermana o visitando a alguna amiga compañera de la academia de piano. Todas esas veces estabas con este sujeto, planeando la manera perfecta de robarme dinero, o tal vez revolcándote mientas pensabas en lo estúpido que habia sido al enamorarme de ti_

Sin pensarlo dos veces llegue hasta quedar frente a él en menos de dos segundos y plante una sonora cachetada en su mejilla.

_Como te atreves a tratarme como una mujerzuela, no te atrevas volver a insinuar que me acuesto con cualquiera sin importarme nada. ¡No soy una vagabunda!_ grite encolerizada mientras él se sobaba la zona impactada por mi mano.

_Y cómo quieres que te trate cuando me entero que tienes un hijo con otro hombre y nunca me lo dijiste, cuando es claro que solo me viste como un blanco fácil por ser padre soltero, creíste que podías engatusarme y luego robarme todo el dinero posible para ayudar a tu hijo y reírte a mis espaldas. ¡Cómo quieres que reaccione!_

Dios él no pensaba creerme estaba cegado por la furia.

_Y no me vengas con que es el hermano menor de ese chucho porque esos papeles_ dirigió su mirada a los documentos que aún conservaba _ Son prueba de que todo lo que ese imbécil dice es verdad… según tu a donde ibas cuando decidas estar con tu hermana o tus amigas ¡Dime!_ grito con rabia y dolor podía ver sus ojos cristalinos

_Yo…_ aclare mi garganta _Yo siempre iba a ver a Seth, es verdad… todas esas veces que te daba excusas tontas era porque me encontraba con Seth, es un niño que ha perdido tanto, que necesita de alguien que vea por el_

Una carcajada de ironía afloro de su garganta…. Que era tan gracioso…

_No puedo creer que hayas elaborado tan bien cada palabra que me dices, eres tan hipócrita, acabas de confirmarme que siempre estabas con ese niño y seguro muchas de las veces con este imbécil…. Necesitas el dinero para poder pagar todos los cuidados que recibe en el hospital, si me hubieras dicho que ese niño existía te aseguro que te hubiera ayudado y… Dios haría lo que fuera con tal de hacerte feliz_

Se sentó pesadamente sobre uno de los mullidos sillones recargo sus codos sobre las rodillas y enterró su rostro en sus manos. Porque ahora, porque la mala suerte me perseguía siempre, cuál era el pecado tan grave que había cometido como para que el pequeño rayito de felicidad se esfumara tan rápidamente.

El mundo a mi alrededor se esfumo en el mismo instante en el que entre en esta sala, solo deseaba que Edward me creyera, que viera la verdad en mis ojos y en mis palabras. Que viera la falsedad de cada palabra que Jacob le habia dicho, pero sobre todo la de estos papeles, no sé qué había hecho Jacob para que se viera tan real cada letra y que ni siquiera el mismísimo Carlisle pudiera ver el error en ellos.

_Debemos irnos Bella, nuestro hijo nos espera… y no me vengas con que miento porque sabes muy bien que no es verdad. No supe de ti en muchos meses y claro como no si estabas con otro hombre intentando sonsacarle dinero cuando bien sabes que mi padre me dejo una muy buena herencia suficiente para pagar los gatos del hospital… de verdad que era lo que pensabas, ¿querías más dinero?_

No podía creerlo porque seguía mintiendo tan cínicamente, el no poseía ninguna herencia todo el dinero que Billy dejo para él y Seth lo había malgastado en drogas y mujeres.

_Porque haces esto, no tienes dinero tu solo eres…._

_Quiero que los dos se larguen de mi casa, no quiero seguir escuchando más, ha sido suficiente_

Edward se encontraba de pie observándome con una mirada fría y desolada, mientras a Jacob lo veía con rabia y rencor.

_Edward hijo… debes escuchar a Bella estoy segura de que todo esto es un malentendido, ella no te engañaría, ni siquiera es una persona vanidosa…_

Hablo por primera vez Esme, siempre buscando una solución a todo, intentando hacer entrar en razón a su hijo, pero bien sabía yo que no daría su brazo a torcer lo podía ver en su semblante.

_Tu madre tiene razón Edward, puede que me haya equivocado, tendríamos que hacerle un análisis más minucioso a esos documentos para comprobar su veracidad… mi palabra no debe ser la ultima_

Carlisle como siempre diplomático pero al mismo tiempo amoroso e igual que su esposa intentando cambiar la convicción de Edward. Yo solo podía observarlo atemorizada, no pudiendo creer la mirada tan frívola que me devolvía, en sus ojos siempre pude ver amor, cariño, dulzura. Pero ahora veía todo lo contrario, este no era mi Edward.

_Ella simplemente jugo conmigo, entiendo que haya querido engatusarme para ayudar a su hijo pero que me mintiera diciendo que me amaba, sin duda lo que más me duele es que haya actuado frente a mi hija_

Elizabeth. Mi pequeña ratoncita, nunca podría hacerle daño a un angelito como ella, era una de las mejores cosas que me había sucedido.

_Nunca actué frente a ella, de verdad la quiero, ella…_

_Es mi hija y nada tuyo no permitiré que vuelvas a acercarte a ella y por dinero no debes preocuparte tu marido tiene lo suficiente por lo que veo_

_¿Me crees tan desalmada como para hacer eso? Nunca busco limosnas para ayudar a Seth y nunca intentaría engatusarte para obtener tu dinero_

Dije totalmente indignada, él no me creía el solo se basaba en unos estúpidos papeles y unas cuantas palabras de Jacob para decir que era la peor mujer, la verdad el no haberle dicho sobre Seth no era tan malo o eso creía.

_Una relación se basa en la confianza_ dijo irónicamente
Eso dolió…

_por favor les suplico que se vayan de mi casa_

Finalmente me arme de valor y no me humille más, intente por todos los medios que me creyera, darle mi versión de la historia pero aun así, le pudo más su orgullo y las palabras de un completo desconocido para dudar de mí.

_Tienes razón una relación se basa en la confianza_ camine hasta dejar los papeles sobre la pequeña mesa del centro _Dale un beso a Lizzy de mi parte_ dije para luego darme vuelta y salir de allí.

_No eres su madre_ me detuve solo unos segundos ante esas palabras después de todo tenía razón yo no era nada para esa pequeña solo una desconocida más.

Con la poca dignidad que me quedaba salí finalmente de ese lugar pasando por el lado de Alice quien diferencia de su hermano me brindo una mirada lastimera.

_Lo siento_ alcance a oír de sus labios. Quería decirle que yo también pero no salía nada de mis labios.

Fin flashback

_Oh no hermanita, debió ser realmente duro para ti todo eso_

Ángela había escuchado cada parte de mi relato atentamente y me estaba apoyando, ella era la única que no sabía lo que había pasado exactamente pues se encontraba en nuestra ciudad natal visitando los padres de Ben, además nunca quise decirle nada para no preocuparla, pero en cuanto llego se enteró de mi separación con Edward y no le había dicho nada por el simple hecho de que no podía.

_Lo siento tanto hermanita. Dios Jacob siempre te ha querido hacerla vida imposible desde que lo rechazaste_

_L-o se y-o_ los sollozos y las lágrimas no me dejaban hablar bien.

_Duerme, es mejor que descanses y mañana haremos algo_

_Que quieres decir con eso_

_Tranquila, todo se solucionara, lo único que te puedo decir es que Jacob no volverá a ser una piedra en el camino hacia tu felicidad_

_Pero…._

_Y volverás a tocar el  piano con la misma alegría de antes_

Lo único que pude hacer fue asentir para luego poner mi cabeza en la almohada y casi al instante caí en un profundo sueño.

Solo me queda anhelar que las cosas fueran a mejor. Que Edward cambiara de opinión.
__________________________

 Hola mis niñas ya por fin pude terminar el capi, siento mucho la espera pero espero hay valido la pena, lo hice bien larguit pero sobre todo aclara muchas dudas como deja otras. Mas adelante sabran porque Ed se comporta de esta forma y que hizo Jacob, lo siento por las que adoran a Jake pero el fue quien se me vino para interpretar este personaje. Sin mas cualquier duda, pensamiento etc haganmelo saber y a medida que avanza la historia se aclarara todo. recuerden hasta ahora empieza todo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...