martes, 11 de enero de 2011

Capitulo 4 Sexo y Verdad

Sexo y Verdad

Bella

Sus labios, oh por todos los cielos como esos labios pueden después de tanto tiempo ser una perdición para mí, como con un solo roce ocasiona que todo mi sistema nervioso reaccione sin previo aviso.
Mis manos fueron involuntariamente a sus cobrizos cabellos y mi cuerpo se acerco un poco más al suyo, sus ávidas manos tomaron mi cintura posesivamente. Su cálida lengua hace contacto con la mía y saborea cada rincón de mi boca, y sé que mis mejillas deben estar más que encendidas al igual que otras partes de mi cuerpo. No sé en donde se metió mi cordura pero estoy segura que no volverá en un buen rato.
Sus manos nuevamente hicieron estragos en mi al introducirse dentro de mi blusa y un audible gemido salió de mis labios, sabía que debía apartarme, lógicamente eso era lo que debería hacer en esta situación, pero quien puede pensar coherentemente con un hombre como Edward Cullen. Es el que debe responder a mis preguntas, el quien sabe todo desde hace muchos meses antes y no me busco. Pero no pude detener las reacciones de mi cuerpo cuando el de él despertaba tantas sensaciones con una sola caricia.
Sentí como su peso me obligaba a recostarme y sus caricias cada vez eran mas fieras y demandantes, y quien era yo para detenerlo si estaba tan o mas ansiosa que el. Dios son ocho meses en los que lo vi si apenas unas tres veces y eso porque casualmente nos encontrábamos, estar tanto tiempo sin sus besos, sin sus caricias y sin su aroma era como no haber podido respirar correctamente
_Bella…
Su voz ronca me mojaba mas, me llamaba a perderme en la nube del placer, sus húmedos besos descendiendo por mi cuello y el inicio de mis pechos me tenía jadeante. Poco a poco mis pechos estaban a su entera disposición y no pude evitar que nuestras miradas se encontraran, sus ojos oscurecidos por la lujuria y sus labios rojos e hinchados eran una clara invitación al pecado. Se inclino un poco mas hasta capturar un rosado pezón y succionarlo mientras que con la otra mano abarcaba el otro y le prestaba igual atención masajeándolo suavemente.
Nuestros labios una vez más se encontraron en ese bello y delicioso baile del cual disfrutaba deleitándome con su sabor. El estúpido botón de la camisa no era muy cooperador y sumándole a esto mis estúpidas hormonas revolucionadas pues no eran una buena combinación… o si
_Mierda Bella… lo que haces_ sonreí pícaramente mientras los benditos botones se abrían y dejaban caer la prenda, sin pensarlo dos veces mis manos fueron a parar al botón de su pantalón mientras daba un pequeño beso sobre mi frente
En pocos segundos estaba bajando su pantalón junto con los molestos bóxer, el por su parte se deshizo de mi pantalón
_Oh Bella eres…. Perfecta….
Murmuro maravillado por lo que veía al tiempo que arrancaba mis bragas sin darme cuenta.
_Cuando…._ estampo sus labios contra los míos impidiéndome terminar la oración
Mientras sus húmedos besos descendían por todo mi cuerpo hasta encontrar mi sexo húmedo y palpitante de anticipación, mis manos fueron a sus cobrizos cabellos deleitándome con la textura y suavidad de estos. Su lengua hizo contacto con mis pliegues y mi espalda se arqueo ante el placer y tome su cabeza acercándolo aun mas a mí. Emitió un gruñido proseguido de mi nombre y por todo lo que es santo eso hizo que tomara su rostro desesperadamente y lo besara como no lo había hecho en mucho tiempo.
La realidad era que no tenía sexo desde hacía ocho meses y al parecer mi cuerpo no quería ser tocado por otro que no fuera el de Edward. Sentí un dedo abrirse paso en mi interior y no pude impedir que un jadeo saliera de mis labios
_Edward… oh por Dios…
Dos dedos en mi interior mientras el bombeaba deliciosamente mi intimidad, estimulándola y dejándome una sensación indescriptible, mientras mis manos tocaban todo lo que podían de su bien formado pecho, tenía unos abdominales deliciosos al tacto y fugazmente se me cruzo la vez que fui con él a ejercitarse, era un sexy y atractivo Edward sudado, por poco y me le tiro encima como gata en celo.
_Esto te gusta Bella… dime…_murmuro al tiempo que sus dedos entraban y salían exquisitamente de mi sexo
_S-i-i-… oh Dios santo ¡Edward!_ empezaba a sentir como un cumulo exquisito de sensaciones se abría paso en mi bajo vientre y no quería llegar sin tenerlo en mi interior, así que intente apartarlo pero no parecía querer hacerlo y las palabras no salían de mi boca…
_Ed…oh…_ qué demonios tenia este hombre que me hacia retorcerme con pequeñas caricias y me haría venir en cuestión de segundos
_Por-fa-vor… Ed-ward… no… t-u… aden-tro… aho-ra…
Levanto la vista y clavo sus verdes ojos en los míos, estaba completamente hipnotizada  en esa mirada que me dejaba sin aliento y movió la cabeza negativamente y una sonrisa arrogante se plantaba en su rostro. Demonios…
Ahora en vez de sus dedos cambia a su boca dando lengüetazos a mi clítoris, estimulándolo nuevamente, esto por decir poco lo más exquisito que haya sentido en mi vida, mi clítoris estaba hinchado y deseoso de más pero por mas ruegos que hiciera no podría tener mi tan ansiado orgasmo junto a él.
_Eres…tu… quien… merece… disfrutar_ decía entre cada lamida y con la respiración errática al igual que la mía. Necesitada de sus besos tome su cara nuevamente devorando sus labios intensamente
_Te quiero dentro… por favor_ susurre lo mejor que pude intentando formar una oración coherente dentro de la nube que nublaba mi mente, el solo sonrió de lado y deposito un casto beso en mis labios al tiempo que decía   _Es lo que más deseo… pero me temo… que quiero consentirte primero_ oh cielo santo ¿podía ser más irresistible cuando hasta su voz destilaba lujuria?
Nuevamente su cabeza se perdió en medio de mis piernas y solo su mata cobriza se podía divisar, y realmente no sabía que mi cuerpo podía doblarse de la forma en que lo hacía mientras mi cabeza intentaba saber lo que pasaba ya que cada terminación nerviosa actuaba de la manera en que no recordada que lo hacían, deje caer la cabeza hacia atrás disfrutando de todo lo que Edward me proporcionaba y gemidos era lo único que podía captar mi atolondrada mente.
Las paredes de mi sexo se contrajeron alrededor de los dedos de Edward y sentía el orgasmo más cerca a cada segundo hasta que sin poder evitarlo este exploto   _ ¡Edward! Demonios_ causando que cayera como una masa deforme sobre el mullido sofá intentando recuperar el ritmo de mi respiración, vi su rostro frente al mío con una sonrisa orgullosa
_De eso hablaba… ver en tu rostro esas expresiones de placer es… perfecto_ acaricie su mejilla y notar lo raposa de su piel, no me molestaba al contrario era algo que me fascinaba y sabia que mañana me arrepentiría de lo que estaba a punto de suceder, pero mi cuerpo y mi corazón estaban de acuerdo con lo que sucedería. Este ultimo dolería, los porque no se harían esperar y la culpabilidad caería sobre mis hombros como un gran muro de concreto.
_No hables más… solo….
No dije nada mas simplemente actué de acuerdo a los deseos de mi cuerpo y lo bese apasionadamente importándome un bledo todo lo demás solo disfrutando del momento, sus caricias no se hicieron esperar y uno de mis pies fue a parar a su erecto miembro, listo y firme para entrar en mi cavidad, lo masajee siguiendo mi instinto, suponiendo lo que le gustaba, ya había tenido muchas experiencias sexuales y sobre todo con Edward pero quería que esta vez fuera distinta y sentía que estaba logrando mi objetivo cuando gruñidos que nunca había escuchado en alguno de nuestros encuentros salían de su boca provocando que chocara su pelvis con la mía
_Mierda Bella… detente…
Negué, no pensaba cesar en mi tarea por mucho que me lo pidiera a menos que me apartara, eso sería diferente. _Bella…_ dijo en tono de advertencia mas no me inmute y seguí. Detuvo mis manos poniéndolas juntas sobre mi cabeza
_No juegues conmigo…esto se trata de ti, solamente me importa tu satisfacción_ y arremetió nuevamente contra mis labios, queriendo decirme con ese beso lo mucho que me deseaba lo excitado que estaba y vio nuevamente a mis ojos
_Entrare muy lentamente y hare que grites mi nombre hasta que solo sea eso lo que ocupe tu mente_ susurro en una voz endiabladamente sexy abriéndose paso en mi interior, mis caderas se alzaron pidiendo mas
_Que quieres Bella… dime…_ los dos jadeamos cuando entro tan profundo que lo sentí completamente, tardo unos segundos en esa posición hasta volver a salir
_Mierda Edward_ logre articular en medio de las sensaciones _Demonios_ jadee cuando salió de nuevo y embistió fuerte y duro, me sostuve de sus hombros enterrando las uñas en la piel. Movía mis caderas al ritmo que estaban marcando las suyas, el se sostenía del sofá mientras con la otra mano aferraba mi cadera haciendo que lleváramos un ritmo igual.
_Oh palabras sucias Bella… eso me enciende más…entrare duro y fuerte… me sentirás tanto… que pedirás mas…
Intentaba no cerrar los ojos y observar su rostro surcado por el placer y una fina capa de sudor, lo bese ansiosa y salvaje, quería que fuera más rápido agitando mis caderas e incitándolo _Mas… por favor…mas… duro… ¡Edward!_
_Si eso es lo que quieres… eso tendrás_ y embistió de nuevo fuerte y duro como queriendo marcarla como suya y no estaba más alejado de la realidad
_Así… eso quieres…._ pregunto jadeante y yo solo pude asentir, al no poder encontrar mi propia voz. Las embestidas cada vez eran mas rápidas y fuertes, los gemidos eran lo único que se escuchaba fuertes y anhelantes, gruñidos por parte de él a medida que entraba con más fuerza y mi sexo lo cubría exquisitamente, el choque de nuestras caderas nos deleitaba a ambos, era delicioso sentir el choque causando una fricción tan necesitada.
_Quiero que grites mi nombre… que lo único que pidas sea más… que tu mente solo… piense en mi…_ jadeo entre cada embestida. Mierda el sonido de su voz amortiguado por la piel de mi cuello sonaba endemoniadamente bien.
_Dilo…quiero oír que gimes mi nombre… ¡grita Bella!_  grito nuevamente
Embestía cada vez con más fuerza pero se retiraba rápidamente, evitando que llegara al orgasmo, me tentaba y yo solo buscaba terminar junto a el
_Dios… Ed-ward… oh cielos…¡Edward! _ Grite mientras sentía mis paredes contraerse alrededor de su miembro, apretándolo cada vez mas
_Me voy a… venir… Edward… ya…. vente_
_Falta poco mi amor…esto esta jodidamente bien…Bella me voy a venir…si… demonios ¡Bella!_  unas cuantas embestidas mas y mis paredes succionaron el pene de Edward sacando todo de el. Derramándose en mi interior llego a su liberación mientras también era bañado por mis jugos, llegue al orgasmo más intenso de toda la noche, el cayo exhausto sobre mi cuerpo y enrolle mis brazos a su alrededor intentando acompasar nuestras respiraciones.
Era una masa gelatinosa, sin fuerzas para siguiera mantener los ojos abiertos por más tiempo, estaba exhausta pero satisfecha. No quería pensar en las implicaciones solo disfrutar del característico aroma de Edward llenando mis fosas nasales de su esencia mezclada con sudor sintiendo su agitada respiración sobre mi cuello y escuchando como intentaba recuperar el aliento.
_Duerme preciosa… mañana será un día largo_ vaya que si
_Te amo…_ susurro en mí oído al tiempo que tarareaba mi nana y sentía como se movía a mi alrededor, no conteste, no sabía que decir, no podría hacerlo.  La oscuridad me envolvió en una capa de inconsciencia.

°°0°°

Sentí los rayos del sol dar en mi rostro, no quería despertar estaba en un agradable sueño pero lamentablemente la luz que se colaba por alguna ventana cercana era realmente molesta e inevitablemente tuve que abrir los ojos, parpadee un par de veces adaptándome a la luz y observe a mi alrededor viendo detalladamente donde me encontraba. Estaba sola en la gran cama aunque el otro lugar estaba tibio aun.
_Oh no…no, no, no….como fui tan estúpida_ susurre para mí misma al ve mi cuerpo completamente desnudo. Oh cielos
Me levante lentamente buscando mi ropa pero al no hallarla tuve que ponerme una camisa de Edward que me daba hasta las rodillas, recogí mi cabello en una coleta alta y salí rumbo a la cocina. No pisaba este lugar hace rato pero aun recordaba cada cosa. Mi corazón martillaba fuerte en mi pecho, estaba nerviosa queriendo y a la vez no encontrar al causante de mi peculiar despertar.
En el umbral de la cocina observe como Edward tarareaba una canción que al parecer sonaba del estéreo en la sala…
Era una suave melodía, aguda en ciertos puntos, grave en las notas perfectas, su tono era perfecto y adecuado a las notas, supo de inmediato que era una nueva canción compuesta por él. Y que uno de los mejores pianistas la tarareara era una sensación indescriptible, algo que te removía cada fibra del cuerpo y te hacia anhelar mas y mas. Las notas eran claras y hacían eco en el silencio del lugar, a medida que avanzaba la música era como oír miles de sentimientos queriendo salir a la luz. Mientras tarareaba esa suave tonada sentí un exquisito olor a huevos revueltos y jamón, mi favorito.
Y mis ojos observaron como en cámara lenta como Edward daba vuelta con dos platos en cada mano y quedaba literalmente con la boca abierta y los ojos desorbitados de la impresión. Mi corazón comenzó una marcha frenética cuando  nuestras miradas se encontraron y junte mis manos que también empezaban a tener esa reacción nerviosa normal en mí para este momento.
_ ¿Quieres desayunar?_ hablo mientras ponía los platos sobre la mesa, intente negarme pero mi estomago fue más rápido y gruño en respuesta, no espero mas y me invito a sentar en uno de los taburetes al tiempo que servía unos deliciosos huevos revueltos con jamón y salchicha junto con jugo de naranja. Se sentó frente a mi y empezó a comer tranquilamente. Ignorando el hecho de que seguía cada movimiento suyo y pensaba en lo que pasaría cuando hablara de nuevo.
Temía que preguntara, temía recibir respuestas a las miles de preguntas que bullían por salir de mi boca, temía que el tiempo no fuera suficiente o que las cosas fueran a peor. Aunque después de ayer tuvieron un radical cambio.
Al igual que el comía tranquilamente dentro de lo que cabe, el silencio era tenso y no ayudaba a mis nervios por otro lado tampoco quería que hubieran palabras. De fondo se escuchaba una nueva melodía delicada y dolida.
Sin embargo era justo si queríamos llegar a algo. Así que fue la primera en romper el silencio reinante…
_Yo…lo siento…._ brillante Bella solo eso pudiste decir, las palabras no están de mi lado, perfecto.
_ ¿Porque lo sientes?_ alzo la vista en ese mismo instante clavando su verde mirada en la mía, se veía desconcertado por mi disculpa
_Yo… no debí haber hecho lo que hice… todo estuvo mal… solo…
Me sentía culpable porque inicie todo, inicie el beso luego no quise detenerme y paso, hicimos el amor antes de hablar, no sabía que pensaba él, pero sin poder evitarlo sentía parte de culpa aunque el también lo fuera.
_No te sientas mal por algo que fue culpa de los dos, realmente si yo no hubiera querido entonces no hubiera pasado, se necesita de dos y…. el verdadero culpable soy yo…._ suspiro hondo y desvió la mirada a la ventana contemplando el horizonte   _ ¿Quieres respuestas cierto?_ asentí suavemente encontrando muy interesante mi desayuno.
_Las tendrás… solo respóndeme algo…_ asentí nuevamente no muy segura de querer hacerlo realmente   _ ¿Te arrepientes de que… hayamos…. Bueno…. Hecho el amor?_ y en efecto me arrepentí de responder, estaba segura de la respuesta mas no quería decirla aun.
_Yo… quiero… por favor…. Quiero primero saber la verdad_ respondí segura
_Entiendo…_ murmuro pensativo  _Contare toda la verdad que necesitas saber, al igual  que yo quiero saber tu versión_ su voz sonó segura y apremiante, seguro temiendo una negativa por mi parte
_Así será_ afirme viéndolo a los ojos. Se levanto y me pidió que lo siguiera no sin antes comerme todo, me sentí como una niña pequeña pero a la vez segura de saber que aun se preocupaba por mí.
Minutos más tarde me encontraba sentada en un cómodo sillón, con Edward frente a mi nervioso, era obvio al ver el constante desorden que le causaba a su cabello peinándolo una y otra vez con la mano, el suave pero insistente tamborileo de su pie izquierdo contra el suelo y su mirada clavada en un punto fijo de la sala. Esperando que comenzara con su relato pude observar atentamente los cambios hechos al departamento, las cortinas de un azul pálido eran historia, en su lugar se encontraban hermosas cortinas blancas con un velo traslucido, las paredes pintadas de un blanco pálido con líneas que surcaban de un lado a otro formando figuras sin sentido a simple vista, pero podías ver lo que tus ojos vieran como admirar una pintura abstracta (obra de Esme) y por supuesto los muebles de un color crema neutral organizados de tal forma que formaran una figura abstracta, habían lirios en un jarrón situado en la mesita frente a mí y otros tipos de flores blancas adornaban el lugar dándole un ambiente tranquilo. Sin duda era obra de Esme y Alice.
_Bueno…yo… es un poco difícil decir todo esto_ murmuro intranquilo captando nuevamente mi atención. Lo observe y asentí para que prosiguiera.
_Recuerdas el día que… bueno paso todo_ asentí desviando la mirada _Si… como olvidarlo_ su voz tenía un tinte de dolor pero firme  _Ese día bueno me sentí como un maldito imbécil y me comporte como tal, quería pedirte perdón por la forma en que te trate, por no dejar que te explicaras…. De verdad lo siento Bella_ me sorprendí al ver unas cuantas lagrimas rodando por sus mejillas, no intento secarlas pero podía ver que no intentaba hacerse el mártir.
Le dolía tanto como a mí me dolieron sus palabras aquel día…
_No merezco que llores Bella… no por favor_ en efecto al tocar una de mis mejillas note que estaban mojadas. _Disculpa… no me di cuenta pero…. Sigue por favor, necesito escucharte_ susurre no pudiendo encontrar mi voz claramente
_Si…. Bueno yo…. Ese día no fue el mejor para mí me sentí como la mierda misma pensando que me habías engañado, que te habías burlado de mi y de Lizzy, de todos, aunque solo pensé en mi en ese momento. Al otro día me sentí aun peor por lo todo lo que dije, ni siquiera pude estar en la misma habitación que Lizzy sin sentir que la lastime, sentí que quite de su lado a la única madre que ha tenido_ una sonrisa involuntaria se planto en mi rostro cuando dijo lo último, me consideraba la mamá de Liz. Con la mirada gacha continuo…
<< Yo luego tuve una charla con Carlisle y mi madre…. Digamos que no fueron muy suaves cuando me dijeron lo tonto que había sido pero estaba tan dolido que no me importo, solo quería arrancarte de mi corazón y…. Esa noche yo en un intento de masoquismo leía una y otra vez los papeles que me había dejado Jacob e inusualmente encontré datos que no concordaban con lo que sabía de ti, sin embargo solo lo atribuí a una más de tus mentiras. Me envolví en el trabajo, iba a los conciertos que debía, asistía a las galas que requerían mi presencia, mis hermanos muchas veces me dijeron que hablara contigo, pero yo solo quería olvidar y enfrascarme en el trabajo fue la primer opción mas no efectiva, hubo días en los que me aferraba al cuerpo de mi hija intentando mitigar el dolor, pero hasta su esencia era igual a la tuya, así que soportaba por ella, en cierto modo sabia que merecía tanto dolor. Hasta que…
 Un mes después mi padre llego a mí con esos mismos documentos y con él mi abogado que me dijo….>>
_La verdad_ respondí por él, sintiendo las lágrimas picar en mis ojos.  Su padre tuvo que mostrarle con hechos la verdad, una que él no quiso escuchar de mí. Pero no quiero verlo sufrir, me duele verlo así, tan afligido, tan demacrado. No es el mismo Edward que conocí y del que estúpidamente me enamore.
Los minutos pasaban uno tras otro y Edward no decía ni una palabra, hasta que por fin decidió reanudar su historia…
_Si me entere de que ese niño que está en el hospital es el hermano menor de ese chuco…. Y que lo que decía eran puras mentiras, yo…_ se aclaro la garganta y continuo   _Mi abogado me confirmo que en efecto ese niño está bajo tu protección ya que ese…. Su hermano no tiene derecho a acercarse por orden de un tribunal al igual que contigo…._ lo corte inmediatamente
_Entiendo que unos días después te enteraste de que yo decía la verdad_ proseguí cuando vi que tenía intención de hablar _A estas alturas aun me duele, pero lo que de verdad me duele es que sepas toda la verdad hace tanto tiempo y no me hayas dicho nada, no me hayas buscado…. O una llamada hubiera sido suficiente para que la espera no fuera tan dolorosa, para todos los malditos días no fueran un infierno…. Una vorágine de tristeza y recuerdos, recuerdos que solo hacían más profundo el vivir día a día, si se le puede llamar vivir a lo que hice durante ocho meses. ¡Dime si merecía eso!…. ¡Dime lo que en realidad sucedió! ¡Dime maldito idiota! Dime por favor…._ susurre derrotada y dolida. Caí al suelo inmediatamente sollozando abiertamente, importándome una mierda que él me viera, deseando morir en ese momento. Me sentía traicionada, sentía que ni en la persona que más amaba podía confiar, sacando todo lo que reprimí durante los últimos meses.
Sentí su calar en mis sentidos, sus protectores brazos rodeando mi cuerpo y su aliento en cuello…. Estuvimos así lo que me parecieron horas, solo abrazándonos, brindándonos calor el uno al otro, solo los dos. Una bruma pacifica rodeaba mis sentidos, me sentía libre hasta que un susurro se fue abriendo paso entre la bruma de mis pensamientos…. Te amo… Te amo mi Bella
_Bella… Bella…. ¿Te encuentras bien?_ pregunto en el mismo tono de voz susurrante, solo pude asentir. _Te contare todo absolutamente todo, pero solo te pido un poco de paciencia, quiero que tomes con calma cada palabra que diga, que no me interrumpas y que cualquier duda la dejes al final. ¿Comprendes?_ asentí nuevamente, preguntándome que pudo ser tan malo como para que Edward no me buscara durante tantos meses. Porque en el fondo sabia que ese no era mi Edward, el no era un cobarde…. ¿O sí?
_Debes descansar un poco han sido demasiadas emociones por un día, te contare todo en cuanto te sientas mejor_ susurre un si casi inaudible, por algún motivo las fuerzas me habían abandonado, pero instantáneamente un pensamiento me angustio Elizabeth…
_Mi bebe_ pregunte separándome de su pecho al tiempo que íbamos camino a la habitación.   _No te preocupes, esta con mis padres y la traerán mañana mismo, en cuanto las cosas estén más calmadas_ murmuro lo ultimo desviando la mirada y conduciéndome a su cama.
Me recosté en la cama y al momento de mi cabeza tocar la almohada sentía el cansancio cerca muy cerca. Nunca hubiera creído que el cansancio mental pudiera afectarte físicamente… hasta ahora. Era como si hubiera corrido un maratón. Cerré los ojos para mitigar el dolor de cabeza que ese estaba formando, tanto llorar me estaba pasando factura, sentí sus labios en mi frente y un su melodiosa voz en mi oído.
_Descansa unas cuantas horas y en cuanto te sientas más calmada, estaré en el salón del piano_ quería escuchar cuanto antes todo lo que quería decirme pero en cierto modo tenía razón no estaba bien para escuchar todo de golpe y tenía el presentimiento de que lo que iba a oír no era nada bueno. Luego sentí sus pasos alejarse y el suave crujir de la puerta.
Segundos después unas suaves notas llegaron a mis oídos, una melodía nueva para mí, pero tan hermosa como cualquier otra.
Edward estaba al piano. Involuntariamente una sonrisa se asomo en mi rostro. El piano era mi instrumento favorito, siendo tocado por uno de los mejores.
__________________________________________
Listo niñas capitulo publicado como prometi, siento la demora pero bueno he tenido ciertos contratiempos, ahora si el lemmon completo y un poco de lo que hizo Edward. En el siguiente habra un poc Ed, no es seguro que todo el capitulo pero lo pensare. Sin mas les pido me dejen sus pensamientos. Como dije no soy buena en el lemmon pero ven lo saque lo mejor posible.

8 comentarios:

Boop dijo...

Muy bueno el capítulo, me dejó intrigada... Publica pronto por favor...

nashkalight dijo...

ya lo habia leido en tu blog jijiji pero lo vuelvo a leer re obsesiba jajaja me encanto el capi y q habra pasado para q ed no haya hablado antes con bella? mmmmm segui asii!!

Ro_Lizzy dijo...

Yo me pregunto lo mismo!! porque 8 meses debe de haber sido algo muy grave para que el aya dejado pasar tanto tiempo... ma va a matar la intriga por saberlo.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Elmi dijo...

:O... sigo inquietándome que fue lo que paso tan grave que Edward no la busco...
Ese Lemmon estuvo increíble y la trama y historia están excelentes...
Espero las razones en el capitulo siguiente...

dracullen dijo...

wow super hot!! espero ke las cosaas mejoren para ellos, espero leerte pronto :D

yolanda dijo...

UN CAPI INTERESANTISIMO Y EL LEMMON CARIÑO DE PRIMERA Y NO EXAGERO YA ESTOY DESEANDO SABER Q TIENE Q CONTARLE EDWARD Q LE LLEVO A ESTAR A LEJADO TANTOS MESES...BUENO A ESPERAR SUJETANDO MI ANSIEDAD....UN BSOT ENOORM DESD MADRID

Lumy dijo...

El capí estuvo buenísmo y el Lemmon exquisito. De verdad te quedo muy bueno. Estoy sumamente intrigada, que será lo que le tiene que decir Edward a Bella. Me has dejado picada, espero conocer pronto la respuesta!!!! Te deseo un hermoso fin de semana!!! Mucho éxito en todo!!!

Lumy Cullen dijo...

El capí estuvo buenísmo y el Lemmon exquisito. De verdad te quedo muy bueno. Estoy sumamente intrigada, que será lo que le tiene que decir Edward a Bella. Me has dejado picada, espero conocer pronto la respuesta!!!! Te deseo un hermoso fin de semana!!! Mucho éxito en todo!!!

*** Sorry se me olvido el apellido, un saludo!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...