jueves, 9 de junio de 2011

CONTRATO NUPCIAL Capítulo 2




CONTRARO NUPCIAL


CAPITULO 2


  • Creo que nos hemos equivocado del todo con esto Carlisle.

  • Démosles una oportunidad,Charlie, ya sabíamos que esto no iba a ser fácil.

El restaurante estaba casi vacío y el dueño al comprobar que al final eramos solo dos no había puesto cara de mucha satisfacción, así que decidimos pedir una botella de vino bien cara y lo mejor de la carta.

  • ¿Por qué Edward insistía en que estuviera Emmet?

  • Es una vieja historia Charlie, aunque la verdad empiezo a pensar que si debería haber estado, o al menos deberíamos haber contado con la posibilidad de que Emmet fuera mejor candidato que Edward.

  • Así que por algo venía toda esa insistencia, ¿me lo vas a contar?

  • Al parecer Emmet sentía cierta atracción por Bella cuando era niña y Edward pensó que él estaría más conforme con esta boda, pero cuando se enteró, no me dijo nada y pensé que ya no estaría interesado, o simplemente que yo no ofrecía otra opción, no lo se.

  • Deberías habérmelo contado, igual Bella podía haber tenido otra elección, la verdad es que me ha dejado bastante molesto con su actitud, ¿te has fijado que no se ha dirigido a Edward de ninguna forma? Eso no es buena señal.

  • Es una chica con carácter, creo que a Edward le va a venir bien que le ponga las cosas difíciles.

  • ¿Tu crees? Esperemos que su vida conyugal no sea una batalla campal.

  • Yo no me preocuparía por eso Charlie, si no se llevan bien acabarán haciendo cada uno su vida como hasta ahora y ya está. Por cierto ¿por que no le has obligado a que leyera el contrato? Hay un punto en el que ella podría no haber estado de acuerdo.

  • Lo se, que quieres que te diga, ¡qué lo hubiera leído! ¿qué esperaba? Es un matrimonio al fin y al cabo.

  • Eres un poco perro Charlie, cuando se entere prefiero no estar cerca la verdad.

Nos reímos imaginando la ira de Bella, pero había tiempo para eso.

  • Bueno, ¿que tal te van las cosas? ¿no te sientes solo? Hace tanto de lo de Renée...

  • La verdad es que he estado tan ocupado que el tiempo se me ha pasado volando. Además tengo a Sarah.

  • ¿Sarah? ¿mantienes una relación con tu secretaría?

  • ¡No! No, bueno aun no.

  • ¿Que quieres decir?

  • Ella siempre ha estado ahí. Ya sabes que empezó a trabajar para mi cuando era casi una cría, incluso nos invitó a su boda a Renée y a mi, cuando enfermó fue la única persona que me prestó un consuelo digno, sin lágrimas, ayudándome a superarlo y manteniéndome ocupado en el trabajo y con Bella, de la cual no me dejó olvidarme, incluso se ocupó de ella en muchas ocasiones y Bella siempre la ha tenido en cuenta cuando tenía cualquier problema o necesitaba hablar de cosas de mujeres. Es increíble como aquella chica menuda e inocente se convirtió en una mujer fuerte, con una sencilla elegancia, siempre tan correcta, jamás llamando la atención sobre su persona... se separó hace tres años. Su marido decía que dedicaba más tiempo a la empresa que a su familia, que no le había dado hijos por que no tenía tiempo ni para quedarse embarazada, me sentí terriblemente culpable ¿sabes? El fracaso de su matrimonio había sido yo, ella lo negaba claro pero lo cierto es que la empresa no sería lo que es si no fuera por su eficiencia, ha sido mi secretaría , mi mano derecha, mi amiga y hace como un año entró un día a la oficina y sin más la vi con otros ojos, sigue siendo tan joven aun y la verdad es que es muy guapa, no se como nunca me había dado cuenta. Sencillamente no puedo vivir sin ella.

  • ¿En serio no te habías dado cuenta de lo guapa que es?

  • No, creo que nunca la había mirado de esa forma. Le he pedido que mañana acompañe a Bella al almuerzo con Esme y Alice, yo creo que así se sentirá más arropada a parte de que quiero que participe activamente en la boda y sea mi acompañante.

  • ¿Entonces no ha habido nada entre vosotros aun?

  • Tengo miedo a que me rechace.

  • Bueno Charlie, no es que tenga mucha idea pero creo que si sigue así contigo, si corre cuando la llamas, pienso que serás correspondido, no me cabe la menor duda.

  • Ya veremos, ni si quiera se como hacer para mostrarle mi interés hacia su persona, no recuerdo como se hace eso.

  • Pues ¿por qué no empiezas por invitarla mañana a casa a cenar con nosotros? Y otro día invítala pero a un restaurante bonito y después a un concierto o al cine, que se de cuenta que es una cita y si dice que no, ahí tendrás tu respuesta, y si dice que si, espero que no pierdas más el tiempo.

  • La llamo en cuanto llegue a casa de Bella para ver si puede quedarse todo el fin de semana, gracias Carlisle.

  • De nada amigo.

Brindamos por nuestra amistad y nuestro futuro parentesco, mientras me preparaba para enfrentarme a mi niña.

..........................................


  • ¿Papá? ¡ya estás aquí! - Bella se lanzó a mis brazos dejándome algo emocionado por su reacción, no solíamos ser muy demostrativos.

  • Si, la verdad es que la comida se alargó un poco, ya sabes los viejos nos ponemos a hablar de otros tiempos y se nos pasa la tarde.

  • Tu no eres viejo papá, bueno solo un poquito jejejeje!

Seguimos abrazados mientras caminábamos hasta el sofá de tres plazas que había en medio de la sala-comedor-cocina.

  • ¿Por qué vives en este apartamento tan pequeño Bella?

  • Por que no necesito nada más, incluso tengo dos habitaciones, eso es un lujo para una estudiante que no tiene trabajo.

  • ¿Tu asignación no te permite un apartamento más grande?

  • ¿Y para qué lo quiero más grande? Además ya que importa, dentro de nada tendré que dejarlo ¿no?

  • Bella... hace unos meses cuando hablamos de esto parecías estar conforme ¿qué es lo que ha cambiado?

  • Nada

  • ¿Has conocido a algún chico?

  • En realidad no, pero cuando me lo propusiste, bueno, me pareció que era correcto que lo que es de casa se quedara en casa, ya sabes que no he sido nunca una chica idealista, pero conforme se acercaba el momento sentí que las riendas de mi vida dejaba de tenerlas yo y eso no me hizo mucha gracia la verdad, y que la vida que llevo hasta ahora iba a cambiar totalmente y no ayudaba que mi futuro marido estuviera en las portadas de las revistas de cotilleo de medio mundo cada día con una chica diferente.

  • Creo que de eso no tienes que preocuparte, además se que nunca has querido hacerte cargo de tu sitio en la empresa y este matrimonio te ofrece la posibilidad de no tener que hacerlo.

  • ¿A no? Pero Edward tendrá que ocuparse de la empresa de su padre ¿no? No quiero trasladarme a L.A. Me gusta estar aquí.

  • Lo se, por eso voy a trasladar mis oficinas aquí, y Emmet trabajará para mí.

  • ¿El gran oso?

  • ¿Cómo?

  • Emmet, así le llamábamos Alice y yo cuando eramos niñas.

  • Si, él va a trabajar con nosotros y se hará cargo de muchas cosas de las que deberías hacerte tu, pero sin desligarte de tus obligaciones ¿de acuerdo?

    Por cierto, mañana tienes que almorzar con Alice y Esme, hace mucho que no os veis y se me ha ocurrido que Sarah te acompañe ¿qué te parece?

  • Si por favor, y no le busques un hotel, me gustaría que os quedarais los dos aquí, ella puede dormir en el otro cuarto conmigo y tu en el mío, ¡propónselo! ¿vale?

  • Esta bien lo haré.

¿Los tres en aquel pequeño apartamento? Sería interesante.

Cuando volví de hablar con Sarah, Bella estaba cocinado algo para cenar.

  • Huele de maravilla ¿qué es?

  • Lasaña de verduras, hace un siglo que no la hacía, para mi sola no merece la pena y Rosalie está siempre a dieta así que...

  • Deberías llamar a Rose para que mañana vaya contigo y habléis de los detalles de la boda, ella es tu mejor amiga y seguro que tendrá su opinión también,

  • Ummm, no lo se, seguramente parecería que es ella la que se va a casar y complicaría todo mucho y yo quiero algo sencillo.

  • Como quieras, no quiero que te sientas sola en la comida, hace mucho que no ves a las mujeres Cullen y...

  • Tranquilo papá, con Sarah estaré más que bien.

  • Por cierto Bella, ¿qué piensas de Emmet?

  • ¿Qué que pienso? No lo se, la verdad, cuando era adolescente lo único que te puedo decir es que era muy persistente, cuando quería algo lo conseguía, así que supongo que seguirá igual, creo que ha sido una buena elección para tu empresa.

  • Nuestra Bella. Si él hubiera sido otra opción en este matrimonio... lo hubieras elegido a él.

  • ¡Vaya! Me has pillado por sorpresa papá, ¿por qué me preguntas eso ahora?

  • Por nada, se me acaba de ocurrir, no se por que no pensamos en ello.

  • Supongo que, por que el heredero es Edward ¿no?

  • Si, supongo que es por eso, pero si te hubiéramos dado a elegir...

  • Pues no lo se, supongo que Emmet habría sido más llevadero, al menos tenía buen humor por lo que recuerdo, creo que a Edward no le vi sonreír jamás a no ser por que hubiera hecho alguna fechoría, además nunca le caí bien, y no se muy bien por qué.

  • Ya.

Aquella respuesta me hizo sentirme profundamente culpable, nos habíamos equivocado de cabo a rabo.

Cenamos tranquilamente y nos sentamos a ver una vieja película, “Historias de Philadelphia” le encantaba a Renée y quisimos compartir ese momento como si estuviera ella con nosotros.

  • Es interesante que hayas elegido esta película para ver Bella

  • ¿Por? Ya sabes que era una de las preferidas de mamá.

  • Bella cariño...

Entonces ocurrió algo totalmente inesperado, Bella se agarró a mi cuello y comenzó a sollozar.

  • Pero Bella ¿qué ocurre?

  • Papá, no se si voy a ser capaz de hacer esto, quiero seguir con mi vida, con la que tengo ahora...

  • Oh Bella pero que he hecho, ¿tan desgraciada te sientes?

  • Yo no quiero ser la heredera de un gran imperio, quiero enamorarme y casarme con quien yo elija, quiero...

  • Bella ¿acaso no llevas una doble vida como Samantha?

  • ¿Cómo sabes tu eso?

  • Cariño, te he vigilado de cerca, soy tu padre, además se me había olvidado darte este regalito.

  • No quiero regalos de boda papá.

  • No es un regalo de boda, es un pequeño regalo de libertad, toma.

Le di el sobre que llevaba en al chaqueta que había dejado en el brazo del sillón, con el logotipo de la Universidad de Columbia.

  • ¿Qué es esto? - me decía mientras se limpiaba con el dorso de la mano las lágrimas.

  • Ábrelo y verás.

El sobre contenía la matricula del primer curso de periodismo, lo que Bella realmente había querido estudiar en vez de gestión de empresas.

  • ¡Papá! Pero esto es... fantástico.

  • Bueno hiciste lo que te pedí, ahora puedes estudiar lo que siempre has querido ya que Emmet va a estar conmigo.

  • Oh papá esto es genial.

  • Si tienes cuidado podrás seguir con tu doble vida aquí en New York y además podrás ir a la universidad y Edward tendrá también su vida, seréis independientes el uno del otro, siempre y cuando cumpláis con la discreción que os exigimos en el contrato.

  • Eso será fácil, hasta ahora no había tenido problemas.

  • Lo se, pero ya no será igual, probablemente os persigan más ya que tendréis que hacer apariciones juntos e ir a galas a las que antes no asistías, supongo que hasta que se cansen de la novedad.

  • Bueno esperemos que eso ocurra, que se cansen antes de que lo hagamos nosotros. Entonces ¿Sarah se va quedar aquí con nosotros?

  • Bueno la verdad es que ha dudado un poco, pero le he dicho que era lo que tu querías para que te acompañara al almuerzo y que después fuésemos todos juntos a la cena en casa de Carlisle, y al final ha accedido.

  • Bien, entonces, te voy a preparar mi cuarto y dejaré ya lista la otra habitación para nosotras.

  • Muy bien, te ayudo a hacer las camas.

  • Eso sería genial si es que te acuerdas de como se hace una.

...........................................

Al día siguiente fui a recoger a Sarah al aeropuerto. Estaba deslumbrante, el vuelo parecía no haberle afectado en absoluto, no iba a tener demasiado tiempo hasta la hora del almuerzo, tan solo cambiarse de ropa si quería. En cuanto me vio me sonrío, su sonrisa era tímida a pesar de la seguridad que tenía en si misma con respecto a los negocios, conmigo siempre era así y muy reservada en nuestra relación personal, por eso tenía mis dudas.

  • Gracias por hacer esto Sarah.

  • Oh Charlie lo hago encantada de verdad. ¿Cómo está Bella?

  • No sabría decirte, creo que está triste y confusa. ¿Sabes? Y muy cabreada también. Creo que no deberíamos haber hecho esto así. no se...

  • Bueno Charlie, son muy jóvenes y la verdad es que si me hubieras pedido mi opinión te habría dicho que es muy difícil jugar a ser Dios pero más aun a ser Cupido, por nada del mundo hubiera hecho las cosas así, al menos yo, lo que no entiendo es como Esme no se negó a que tu y Carlisle hicierais tal cosa.

Me dejó sin palabras. Jamás había dado su opinión en nada fuera de la oficina pero supongo que su cariño hacia Bella le había animado a decirme las cosas tal y como las pensaba. Carlisle no quiso entrometer a Esme, opinaba que las mujeres solo complicaban este tipo de acuerdos y se lo dijo cuando todo estaba hecho y ya habíamos hablado con los chicos. Nunca mencionó su reacción. Pero al ver la de Sarah supuse que no habría sido nada buena.

Tardamos casi media hora en llegar al apartamento de Bella, en cuanto abrí la puerta Bella se levantó y corrió a abrazarla.

  • ¡Sarah! Cuanto te he hechado de menos.

  • Y yo a ti Bella. ¿Cómo te encuentras? Solo quiero decirte que al menor signo de incomodidad me haces una seña y nos venimos aquí a charlar mientras nos comemos un buen tarro de helado.

  • ¡Jajajajajaja! No, no creo que tengamos ningún problemas con las chicas Cullen, estoy deseando ver a Alice, lo peor será esta tarde noche en su casa, la cena, las fotos, no creo que consiga sentirme cómoda.

  • Bueno, creo que deberíamos animarnos ya desde la comida ¿no te parece? Ya sabes que a mi todas estas cosas tampoco me gustan demasiado - le dijo en un susurro.

  • Eso está hecho.

Cuando oí aquello casi me da algo. ¿Acaso estaban planeando ir borrachas a la cena en casa de los Cullen?

  • Espero que ni se os ocurra hacer lo que estáis pensando. - dije -

Las dos me miraron como si fuera de Marte, me ignoraron sin más y entraron en la habitación para prepararse para la comida.


May Cullen

9 comentarios:

dracullen dijo...

me encantaaa continua please!!!

May dijo...

Gracias! lo haré

paty dijo...

Hola me encanta la historia me gusta que sea contada por todos me quedo con la duda cual era la clausula de la que hablaba Carlisle espero que sea que deben tener un hijo ya quiero ver como van a reaccionar en la cena ver si Bella va a seguir ignorando a Edward y el como le va a hacer con su vida en espera del siguiente capi
saludos y abrazos desde México

nashkalight dijo...

D: bella es lesbi D:! wow! bueno quiero mass!! y si esta muy mal lo q hisieron pero bueno vamos a ver que pasa segui asi que cada vez esta mejor :D

nydia dijo...

OMG fascinante ,me encanta te quedo genial.....Sigue asi...Besitos...

Kata Morgenstern dijo...

AAHhh... men encanto! Te esta quedando muy interesante, como es eso de que Bella es lesbi... Bueno, sigue escribiendo y publica pronto, por favor. :)

Lau dijo...

perdonen y sin ofender pero porque dejan tantos fics empezados con pocos capitulos y sigue con otros nuevos, una va perdiendo asi el hilo de lo que estaba leyendo, realmente me da mucha bronca, como por ejemplo FUSION QUE HACE MESES QUE NO HAY UN CAPI NUEVO y que por ahora consta de dos episodios

Lumy Cullen dijo...

Chica el fic esta excelente. Me encanta muchísimo, espero lo continues. Estoy loca porque Edward y Bella comiencen a conocerse más. Te envío muchos saludos, happy weeken!!!

May dijo...

Te doy toda la razón Lau y lo siento, pienso seguir con noche de San juan en serio está en mi cabeza pero interrumpió en ella este contrato nupcial y bueno.... me pareció algo más complicado pero espero ponerme pronto con ello

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...