miércoles, 27 de octubre de 2010

Capitulo 1 Nunca me olvides, me tengo que marchar….


Nunca me olvides, me tengo que marchar….

Las silenciosas y escurridizas lágrimas que llevaban su nombre, se derramaban incesablemente por mis mejillas. Deseba morir, largarme de ese mundo vacío y gris, abandonar todo, rendirme a la pelea, porque sin el… no valía la pena seguir viviendo,… ¿para qué?, ya nada me hacia sonreír, desde hacia mucho no conocía lo que era sentirse feliz….Mi vida, era solo penumbra…

El vacío en mi pecho y la daga en mi corazón me flagelaban con cada minuto que pasaba, al igual que los miles de recuerdos de aquella noche, lo extraño era que a pesar de esa continua tortura no moría… seguía agonizando por su ausencia preguntándome ¿por qué a mi, por qué no estas aquí?

Un mes había pasado desde su muerte, desde que mi alma se consumió con su cuerpo y se volvió solo cenizas, cenizas que quedaron allí, atrapadas en ese claro…

Me acurruque junto a la ventana y observe como la lluvia caía, mientras que miles de imágenes y recuerdos comenzaban a agolparse en mi mente.

Flashback

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Tanya.- grito el vampiro de cabello cobrizo y ojos hermosamente siniestros.

Una chica de cabello rizado de color rubio fresa y piel pálida apareció de repente. Sus movimientos me aturdieron, caminaba con tanto garbo y elegancia como si fuera una mismísima modelo. Su belleza era simplemente destrozadora.

- Encárgate de el.-ordenó apretando el cuello de Alec, lo lanzo con fuerza hacia el otro del claro, Su espalda impacto contra un árbol haciendo que este se partiera en dos. Cerré mis ojos fuertemente cuando escuche el crujir se sus huesos y el impacto del árbol contra el suelo.

No, por favor que no sea lo que estoy pensando…

Abrí mis ojos lentamente y me encontré con la imagen que evidenciaba que estábamos perdidos. El árbol había caído encima de su cuerpo impidiendo que pudiera levantarse, además el estaba algo débil, no había cazado desde hace algunas semanas, ni aunque hiciera el uso de toda su fuerza podría liberarse.

Su don –bloquear los sentidos- al parecer tampoco era útil en este momento, extrañamente a estos vampiros no les afectaba.

Mi conocimiento sobre el mundo paranormal era escaso, pero estaba casi segura de que ellos poseían un escudo mental o algo similar.

-Bella!- exclamo el en un grito de dolor.- por favor perdóname amor, perdóname por no poder protegerte.

No Alec, no hables así, este no es el final….

Las lágrimas comenzaron a nublar mi vista. Me sentía tan impotente al no poder hacer nada.

El vampiro de cabello cobrizo se posiciono delante de mi impidiéndome ver la imagen de cómo mi alma moría, tomó mi rostro entre sus manos y me hizo mirarlo fijamente. Sus tétricas escarlatas me mantuvieron aferrada a esa tierra húmeda y estéril.

Entonces se me ocurrió algo…. Debía morir para salvarlo, el no merecía mi cobardía.

-Por favor.-suplique en un sollozo.- no le hagan daño. ¿Tienen sed?, pues beban de mi sangre, pero lo único que les pido es que no lo lastimen.

El vampiro sonrío con suficiencia, como si hubiera estado esperando este momento en el que yo me entrega el sin ninguna resistencia, me miro con deseo y apoyo su barbilla en mi hombro, sentí su frío aliento sobre este.

- Bella, no!.-escuche el crujir de mas huesos y me estremecí al tiempo en el que el vampiro colocó sus labios sobre mi cuello, detrás de ellos sentí dos filosos colmillos que me asechaban ansiosos.- yo estaré… bien, no te preocupes por mi, ya es hora de marchar, recuerda que mi alma siempre estará contigo.

Las lágrimas silenciosas cayeron con más intensidad a medida que la daga de sus palabras se clavaba en mi corazón.

No, no puedes dejarme… ¿que haré sin tu amor, sin tus besos Sin tus palabras de aliento? Dime!

-¿y qué pasa con mi alma?, ella se irá contigo, ¿de qué me servirá vivir sin ella, sin ti?- el chico de cabello cobrizo me rodeo con sus brazos y me apretó fuertemente contra el para que no intentara escapar, respiro profundamente.

-Bella, te volverás a enamorar, sonreirás de nuevo y pronto solo seré un lindo recuerdo. Nunca me olvides… me tengo que marchar. Te amo mi amor.- a continuación escuché su ultimo aliento de vida y me derrumbe en los fuertes brazos de ese frío vampiro que había acabado con mi existencia, quitándome lo único que único que amaba .Alec…

No sentí dolor cuando sus afilados colmillos se apoderaron de mi cuello, mi mente vagaba por un mundo totalmente diferente a este, donde no existía ni el dolor ni la soledad. Cerré los ojos fuertemente y trate de que aquel sueño en el que estaba a punto de sumirme durara lo máximo posible, porque al despertar estaba segura de que nada volvería a ser igual. Caí inconciente por la perdida de sangre a a los pocos minutos.

Pero… desgraciadamente al despertar seguía viva. Maldiciendo a Demetri internamente por haberme salvado la vida, el había succionado la ponzoña evitando que muriera.


Nunca supe lo que paso después de que caí inconciente. Aro dice que cuando llegaron, la zona estaba vacía y no había ni un rastro del efluvio de los dos vampiros en el aire.

Jane extrañamente sobrevivió gracias a que la ponzoña no quiso irse de su cuerpo, y por mas de que Marco intentó, solo había podio eliminar un poco de ella, por lo tanto Jane era ahora una semi- vampira.

Para todos había sido difícil la muerte de Alec. Para Heidi y Demetri era la perdida de un hermano, para Aro y Marco era la ausencia de un hijo y por último para Félix y Cayo, una batalla perdida donde murió uno de sus mejores guerreros, pero a nadie le era tan difícil como a mi.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fin Flashback

Suspiré.

Si estuvieras aquí todo seria tan diferente, aun recuerdo tus sonrisas, tu forma de besar, tus caricias. Se que me hago daño recordantote… pero prefiero eso a que nunca mas te vuelva a ver.

-Toc, Toc- dijo Jane al otro lado de la puerta.- ¿se puede?

Sequé rápidamente con las yemas de mis dedos las lágrimas.

- Si, sigue...- recosté mi cabeza sobre la chaqueta de Alec que aun tenia impregnada su aroma.

-Deja de castigarte, Bella… ¿no te parece suficiente ya?, pareces un zombie. No es justo que vivas de solo de recuerdos.

Sabía a lo que ella se refería. Todas las tardes venia a este lugar, su habitación. Donde habíamos construido nuestro cuento de hadas, donde se hallaba su esencia en cada rincón. Lloraba toda la tarde hasta que mis ojos quedaban secos y solo se escuchaban mis suaves y tenues sollozos.

- Sabes que no he podido olvidarlo, ni lo quiero hacer…- ella se arrodilló junto a la cama y tomo mis manos entre las suyas.

- Lo sé, pero date una nueva oportunidad, trata de ser feliz. Me lastimas a mí y a Charlie con tu comportamiento, no queremos verte sufrir más.

- Pero, el…

- Ha pasado un mes, la vida sigue…- dijo interrumpiéndome, apretó levemente mi mano.-saldré con Felix mañana en la noche a un nuevo Bar que inauguraron en Port Angeles. Te hará bien salir un poco… ¿Qué dices?

-No, no estoy para eso...

Ella frunció el ceño e hizo una mueca de disgusto.

- Bells, por favor solo será una noche, si te hartas del lugar, nosotros te traeremos de vuelta al instante, Solo quiero que te distraigas un poco y cambies de ambiente. No todo en la vida es tristeza además, estoy segura de que Alec le gustaría verte sonriente, feliz, llena de vida.

Bella, te volverás a enamorar, sonreirás de nuevo y pronto solo seré un lindo recuerdo.

-Lo pensaré.-concluí. Ella sonrió con suficiencia y me abrazó.

Intentare ser feliz como me lo pediste, pero no me pidas que te olvide. El dolor nunca dejará de opacar mi felicidad.

- En realidad, no venia para esto. Aro me pidió que te buscara, quiere verte en su despacho.

Me preguntaba para que quisiera verme Aro.

- ¿tienes idea de para que quiere verme?

- No estoy segura pero, creo que se trata sobre un visitante repentino.

- ¿Qué visitante?

- el ha recibido últimamente algunas llamadas de un sujeto llamado Carlisle, quizás sea el…

Mi curiosidad aumentaba a medida que Jane hablaba.

- Bajaré de inmediato.-dije mientras me levantaba de la cama, traspasé la puerta. escuché que Jane me llamaba desde mi habitación pero la ignore y me dirigí al despacho de Aro. Cuando me disponía a girar la perilla Demetri apareció y tomó mi mano.

-Aro está afuera.-susurró.

- Dijo que quería verme.-repliqué zafándome de su agarre.

- Lo sé, pero hubo un inconveniente. el visitante.- susurró la última palabra aun mas bajo.- mantente muy cerca de mí y no digas nada.- me tomó por la cintura y me estrechó contra su cuerpo.

¿Por qué, qué estaba ocurriendo?

- Pero…-me ignoró y me condujo hasta la gran sala donde se encontraban Jane, Heidi y Felix. De repente la puerta principal se abrió. Cayo, Marco y Aro entraron acompañados de un sujeto con una gran capa negra. Su cuerpo era esbelto, alto, fuerte y musculoso, llevaba la capucha puesta y la cabeza gacha por lo que fue imposible verle el rostro.

-¿Quien es el?-preguntó Heidi.

Aro fue el primero en responder.

- El es Edward

- Uno de los guardias de los Cullen.- intervino Marco.

Demetri se tensó junto ami y me apretó más contra el.

Cullen…. Había escuchado eso antes, pero los recuerdos que tenia sobre esa conversación con Aro y Alec eran muy borrosos.

El sujeto de la capa levanto la cabeza y se quito la capucha. me quede petrificada al verlo. El mismo cabello cobrizo, los ojos hermosamente siniestros color escarlata, las facciones similares a las de un ángel diabólico.

Oh, por Dios, no..

- Tu….- fue lo único que logre articular. El miedo y el odio comenzaron a correr por mis venas, mientras que la herida en mi corazón comenzaba a abrirse de nuevo.

El me miró con la misma expresión de deseo de aquella noche oscura.

-----------------------------------------------

Hola Chicas. perdón por la demora , pero tenia algunas obligaciones escolares que cumplir. espero que lo disfruten. aquí abajo les dejo el vídeo que inspiro este capi y una parte de esta historia. Desde Mi Cielo, De Mago De Oz

Pdta: Gracias por sus palabras que me motivan a seguir escribiendo.

Besos desde Colombia

Tati Gómez


video

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Olaa!!! woow amo tu historiia de verdad yo queria que ganara pero esta aQui y eso es mejor, y sabes q yo adoro a Mago de Oz cuando vinieron aqui a Guadalajara yo los fui a ver estaba en las primeras 10 filas wiii!!!
bnOo besos cuidate muchOo muchOo

Byeee
AtoO.

Dore CulleN ^^

Anónimo dijo...

x cierto soy d México ^^
Byeee

paty dijo...

Hola me encanta tu historia pobre Bella no imagino lo que se siente perder al amor de tu vida de esa manera y en cuanto a Ed espero que cambie nos leemos en el siguiente capi saludos

Ro_Lizzy dijo...

Pero se lo encuentra en todos lados que mal!!! pobre mujer...
Hermosa historia, espero mas capis pronto.
Nos estamos leyendo.
http://miangelpersonal.blogspot.com/

irene dijo...

Las historias que muestran sentimientos de desamparo, dolor y necesidad son las que mas me emocionan, te quedo el capitulo perfecto y esperemos que son el paso de la historia Edward al fin recapacite, un beso y seguire leyendote
irene Comendador

maryuri_nature dijo...

heyyyy me encanta esta historia, me parece fasinante que despues de odiarlo se enamore de él, o eso creo yo, jajaja te felicito tatiana la historia es genial, o por ciero saludos desde Cali, jajaja es que yo tambien soy de colombia jijiji

Geraldine dijo...

Me encantoo muy interesante capitulo pobre bella ver denuevo al que mato a Alec!! Espero con ansias el próximo capítuloo!
Bye Besos!!

sandra_ortiza dijo...

Me encantó el capítulo, me parece fascinante que después de odiarlo se enamore de él, así es más pasional y entretenido. felicidades, espero publiques pronto, muy pronto. chao.

Lumy Cullen dijo...

Chica me encantó que Bella se encuentre con Edward, aunque sea en estas circustancias. ¿Qué pasará cuando ella informe que él fue el que mato a Alec? Esta interesantisimo, te envío muchos saludos!!! Esta historia promete mucho, espero ansiosa por más!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...