miércoles, 16 de marzo de 2011

NOCHE DE SAN JUAN Capítulo 8





ALGO MÁS QUE AMIGOS



En cuanto Edward y Jasper salieron por la puerta, Alice me llamó desde su cuarto. Quería que le contase con pelos y señales lo que había sucedido en la fiesta y como habíamos acabado acostándonos juntos.

Omití algunos detalles respecto a la fiesta como lo sucedido con Victoria y Aro. Le conté lo agradables que eran sus padres y como me había sentido atraída por Edward desde la primera vez que nos vimos y como él me había seducido lejos de las miradas de los invitados.

Alice aplaudía de emoción y me besó con alegría sincera, diciéndome que era el chico perfecto para mí, ojalá lo fuera, pero tarde o temprano tendría que marcharse y yo me quedaría allí con Alice con nuestros trabajos y nuestra vida, pero no quise decírselo y aguar su estado de ánimo ni el mío tampoco.

  • Mañana voy a comer con sus padres antes de ir al trabajo, Edward me pasará a buscar a las 12:30., tengo que pensar en que me pongo. Me ha dicho que es informal pero no quiero ir de vaqueros y he estado pensando en el vestido que me compré para la graduación de Rosalie, y que no me he vuelto a poner.
  • ¡Oh si Bella! ese sería perfecto, es sencillo pero a la vez elegante.
  • Te llamaré para quedar cuando salga de trabajar a no ser que Jasper tenga otros planes.
  • No te preocupes, ya me encargaré de organizar algo para los cuatro si ellos quieren.
  • Esta bien, pero recuerda que no podemos salir todos los días y tampoco vamos a dejar que paguen ellos siempre.
  • Tu déjamelo de mi cuenta. ¿Sabes Bella? Jasper es un poco loco pero es fantástico, hacía tiempo que no sentía algo parecido por un chico, y en la cama es divertido e insaciable también – me dijo entre risas,
  • Ya, y bastante peculiar su forma de expresarlo.

Nos echamos a reír recordando los grititos que emitía en ciertos momentos.

Estábamos contentas de por una vez haber encontrado unas parejas con las que poder salir todos juntos y poder compartir buenos ratos.

El vestido era de color beige con cuello de barco y bastante ajustado, metí en una bolsa una camiseta, pantalones cortos y sandalias para cambiarme cuando llegara al trabajo.

Edward llegó puntual a buscarme. Me dejé el pelo suelto y me puse zapatos de tacón negros pero no muy altos. Me miró de arriba abajo con una sonrisa de aprobación y sin decirme nada me cogió de la cintura y me besó suavemente, mi pulso se aceleró inmediatamente, y no pude remediar sonrojarme.

  • No se si deberías haberte puesto este vestido, estás demasiado guapa con él y creo que le gustas mucho a mi padre, puede que mi madre se ponga celosa.
  • ¿Lo dices en serio?
  • Totalmente.. - y me guiñó un ojo.

Esperaba que fuera una broma, el padre de Edward era un hombre atractivo pero su mujer no lo era menos, me sentiría incómoda pensando que pudiera gustarle en otro sentido que no fuera como pareja de su hijo.

Edward llevaba una camisa azul con unos vaqueros oscuros y deportivas, bastante informal para como iba yo, por supuesto la camisa estaba abierta en el cuello y no la llevaba remetida por los pantalones, este hombre era una total distracción para mí, el solo mirarle era como si en mi cerebro solo hubiese una palabra “SEXO”.

En el restaurante nos esperaban ya sus padres. La comida fue agradable y su padre me piropeó varias veces a lo cual Esme se reía, así que pensé que no tenía de que preocuparme, después de lo de Aro me sentía rara con ese tipo de atención.

Apenas hablé, pero cuando necesité ir al baño Esme decidió acompañarme.

  • Bella querida, creo que Edward te gusta mucho ¿no?

El color de mis mejillas aumentó considerablemente.

  • ¿Se nota mucho?- para qué lo iba a negar.
  • Lo noto yo. Pero tengo que decirte que él también se siente muy atraído por ti, y eso si que es evidente, a mis ojos y a los de su padre, se lo está pasando de lo lindo, en cuanto te elogia en algo su mirada es ceñuda, un tanto celosa la verdad, y su padre se ha dado cuenta y disfruta provocándolo.

El alivio que sentí fue enorme, su padre me utilizaba para chinchar a su hijo, algo increíble en mi entorno.

  • Bueno, tan solo somos amigos, no pretendo interferir en su carrera.
  • ¡Oh Bella ! Siento haberte dado esa impresión, yo jamás me entrometería en la vida privada de mi hijo, él es dueño de elegir a la persona con la que quiere estar, no era mi intención insinuar nada sobre ti.
  • La verdad es que Edward podría estar con la chica que quisiera, no entiendo por que parece haberse fijado en mi.
  • Querida Bella, que equivocada estás en ese aspecto. Eres una chica estupenda y muy atractiva, no hay más que ver como te miran los hombres cuando pasas, tengo que decir que ninguno baja de los 35, pero eso es por que el hombre algo más mayor sabe apreciar más allá del físico y Edward es muy maduro en ese aspecto, ya nos lo demostró con Victoria, en cuanto se dio cuenta del tipo de mujer que era, vio más allá del sexo.

Me sentía extraña hablando de esas cosas con ella. Era la madre de mi... lo que fuera y tan solo nos habíamos visto dos veces, pero parecía sencillo hacerlo.

  • Pero en serio Esme, no creo que nosotros lleguemos a ser algo más que amigos, es el verano, las vacaciones, ya se sabe, en cuanto acabe cada uno tendrá que volver a sus vidas.
  • Tengo que reconocer que cuando Edward nos dijo que llevaría a una chica a la fiesta sin apenas conocerla me esperé cualquier cosa, pero me demostró que se podía confiar en él. Solo te pido que tengáis cuidado, que sois muy jóvenes y estoy segura de que tenéis un futuro prometedor, solo, no lo estropeéis.

Supuse que estaba pensando en su pasado, pero no hice alusión a ello. Por supuesto volví a ponerme colorada cuando me di cuenta a lo que se refería. ¿Tan transparentes eramos? ¿Se podía leer en mi frente “SEXO” o qué? Probablemente... sonreí.

Volvimos a la mesa y enseguida se hizo la hora para ir al trabajo. Me despedí de sus padres esperando volver a tener otra ocasión de volver a verlos, eran personas fantásticas.

Edward me llevó en el coche hasta el trabajo y quedamos en que pasaría a buscarme a la salida de este. Me cambié de ropa y a pesar de que creí que la tarde se me haría eterna pasó rapidamente y casi no tuve tiempo ni de pensar.

Alice me llamó diciendo que nos esperaban en casa, que Jasper iba a hacer algo de pasta para la cena y una ensalada. ¿Jasper cocinaba? Supongo que cocer pasta no era cocinar exactamente pensé.

Edward apareció 5 minutos antes de la hora de cierre, pero como siempre tuvo que esperar otros 20 minutos más para que el último cliente dejara la tienda y pudiera hacer caja.

Cuando finalmente cerré la persiana Edward puso en mi mano una bolsa de papel de color verde con algo en su interior ¿otro regalo? Pensé.

Vio mi cara de extrañeza.

  • Esto es tuyo y creo que lo habrás echado de menos.
  • ¿Mío?- no tenía ni idea de a lo que se refería.

Mi boca se quedó abierta al ver lo que contenía. Era la parte de abajo de mi bikini rojo, el que no encontré aquella noche.

  • Lo encontré debajo de la cama aquella mañana... lo guardé por si el destino volvía hacernos coincidir.

Toda la sangre de mi cuerpo se concentró en mi cara con la sola mención de aquella noche.

  • Me gustaría volvertelo a ver puesto.
  • Es mi bikini favorito, quizás mañana...
  • De momento vamos a tu apartamento, Jasper y Alice nos esperan.

Cenamos spaguetti a la boloñesa y una ensalada de rúcula y queso parmesano que estaba deliciosa. No creí ni por un momento que Alice le hubiera ayudado a Jasper en la cocina, pero el aseguró que no se le daba tan mal. En cuanto acabamos de cenar y Alice sacó el helado, Jasper la arrastró a la habitación con el cuenco lleno, al parecer habían pensado en tomar el postre en la intimidad. Yo me removí incómoda en el sillón pensando en la sensación del helado en mi cuerpo mientras Edward lo tomaba de mí. Él parecía perdido en sus pensamientos mientras chupaba la cuchara y sin pensar muy bien en lo que decía le solté...

  • ¿Quieres pasar la noche conmigo?

Ni siquiera me contestó, me llevó de la mano a mi habitación (con el helado aun en sus manos) me sentí ardiendo en ese mismo momento.

Dejó el helado en la mesilla y comenzó a quitarme la ropa con prisa. De nuevo ni una palabra entre nosotros, pasó su lengua por mi cuello mientras sus manos viajaban al enganche de mi sujetador y lo soltaba con facilidad, lo deslizó por mis hombros hasta que calló al suelo. Hizo que me inclinara hacia atrás mientras su boca se apoderaba de uno de mis pezones y lo succionaba, mientras su mano en la espalda me sujetaba fuertemente y la otra bajaba la cremallera de mis vaqueros, su mano se deslizó por debajo de mis bragas, para entonces yo estaba totalmente mojada y me avergoncé de que sin apenas tocarme estuviera ya en ese estado, él sin embargo emitió un pequeño gemido cuando descubrió el estado en el que me encontraba.

De repente me soltó y enderezó, sus manos ya no estaban en mi cuerpo y su mirada era muy intensa pero yo estaba totalmente confundida ¿qué pasaba? ¿Qué había hecho? Estaba desnuda de cintura para arriba y con mis pantalones abiertos al pie de la cama, entonces hizo algo para mí inesperado, me empujo con la fuerza suficiente para que perdiera el equilibrio y cayera de espaldas a la cama, su sonrisa se volvió perversa y comenzó a tirar de mis vaqueros hasta que salieron, los cuales arrastraron mis bragas con ellos. Se tumbó encima mía y comenzó a besarme, se volvió a apartar un poco y me dijo que cerrara los ojos, lo hice, su voz sonaba ronca, tuve que emitir un grito cuando noté la sensación de frío en mi pecho, ¡increíble! Había adivinado mi pensamiento de antes, automáticamente sentí como sus labios devoraban el helado con su lengua caliente, una mezcla increíble, el frío, el calor.... hizo lo mismo en mi otro seno y jugueteó con mis pezones, luego puso otro poco de helado en mi ombligo y volvió a chupar, se deslizó de la cama, ya no lo sentía, .

  • No abras los ojos.

Negué con la cabeza, me gustaban esas sensaciones, sentir la anticipación del momento, no saber donde sentiría el frío de nuevo o el calor de su boca.

Un tirón de mis piernas hizo que cayeran al suelo y quedara justo en el borde de la cama, y entonces sentí el frío ahí.

  • ¡Aaaaaahhh!

Y después de nuevo el calor... y sus dedos helados dentro de mi mientras lamía mi clítoris. Se me puso la piel de gallina, para entonces mis manos despeinaban su cabello, rozaban la piel suave de su nuca... no podía pensar... solo sentir.

Su boca viajó de nuevo a la mía, mi sabor mezclado con el helado de avellana, debí de haber perdido la noción del tiempo por ya no tenía su camisa puesta, se deshacía de su pantalón, oí el ruido de rasgar un envoltorio, venía preparado, ¡ummm si! Agarró una de mis piernas y la sujetó con unos de sus brazos mientras me penetraba.

  • ¡El cielo!- susurró.

¿El cielo?, ¿había dicho el cielo?

Seguro que había entendido mal, no importaba, pero allí me pareció estar en cuestión de medio minuto, podría haber aguantado pero no, no quería hacerlo, quería disfrutar de cada orgasmo que pudiera darme, así que gemí mientras agarraba con la mano su trasero lo que esa posición me permitía, para que notara mi urgencia y sin esperar respuesta me dejé llevar hasta que oí sus jadeos cerca de mi cuello, esto había sido más rápido de lo esperado, pero ¿qué más daba? Teníamos toda la noche.


MAY CULLEN

10 comentarios:

paty dijo...

Hola me encanto leer el capi es una de mis historias favoritas y esta cada vez se pone mejor espero que Edward le pida a Bella que sea su novia pronto en espera del siguiente capi
saludos y abrazos desde México

nashkalight dijo...

oraleeeeeeee q buenaaa ondaa me encanto el capi mmm helado jajajajaja me diste otraa cosa en q pensar ojala q ya sean novioss ufff q buenaa historiaaa segui asi :P

nydia dijo...

OMG dios que emociones fuertes hay en este capitulo me encanta mucho sigue asi preciosa...Besos..

nydia dijo...

OMG dios que emociones fuertes hay en este capitulo me encanta mucho sigue asi preciosa...Besos..

Marie Y Becky dijo...

awwww... me encanto!!!!!!!!!!! buahhhh este fic me ha hecho de TODO!!!!!1 Xd jajjajaja bueno te queria decir que me encanta tu manera de escribir! que tienes mucho talento y que sigas assi que te quiero mucho y que soy tu gran animadora!!!!!!! Xd TKM!!!!!!

DiAnA dijo...

me encanto guauu quiero helado jj esta historia me gusta mucho sigue sigue espero con ansias el siguiente capi
besos

Anónimo dijo...

Oieee qe paso???? ya no lo van a seguir??

Lumy Cullen dijo...

Chica un capí exquisito. Que emoción, su primera vez juntos en la casa con Alice y Jsper. ¡Que cuarteto! Adoro este fic, me encantá la forma en que lo has trabajado. Chica espero el próximo capí ansiosa. Te envío un saludo enorme!!! Deseo actualices pronto!!!

Anónimo dijo...

nena esta linda tu historia pero la seguiras escribiendo x q la verdad me dejas con ganas d leermas x favor siguela esta hermosa no la dejes x favor no seas cruel y regalanos mas cap gracias cuidate y nos leemos pronto
cari =)

Wendy Coello dijo...

otro capitulo por favor, esta super la historia...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...