miércoles, 22 de diciembre de 2010

Lemmon 7: Juego Navideño


Autora: Ada Cullen

JUEGO  NAVIDEÑO

El  árbol  que  adornaba  el centro de la  gran sala    hacia  que todos a su alrededor    reían  como tontos
 “Cuantas  botellas  de  helio   soltaron en  este recinto,  bueno  claro que para  Alice  era como si le hubiesen  dado  una dosis  personal”
 Los  cantos  altos  y  algo descoordinados me  sacaron de mis pensamientos,  junto a mi  estaba  mi familia más  unida que  nunca,  bueno  ya  era  hora que la mala  racha  acabara,  Charlie  había logrado   reconquistar  a René y  ahora  esperábamos  un nuevo miembro en  casa; junto  a ellos  los  Black  todos  con  su  esplendidas  sonrisas  y  los  gorritos  rojos con blanco,  los  Weber  y  Newton   y por  último  los  Cullen,  cuando  nos mudamos  a  Washington  dimos con  un  barrio muy  acogedor,  iniciar  una  nueva  vida  en una  nueva cuidad, con gente  nueva y   costumbres  nuevas  puede  ser aterrador  pero   todos  ellos en poco  tiempo lograron convertirse en nuestra  familia,  amigos, confidente  y  si  hasta  en la persona  que  no  deseas  ver  ni  a dos metros  tuyo, y  eso me  ocurría  aun con Edward  Cullen,  al  comienzo intente  ser  su amiga,  ganarme  sus  sonrisa y  hasta  fantasear  con él, pero  no  se  dio,  y  soy  de las que  no  ruegan,  así que  aquellos vagos  intentos  terminaron en  una guerra, todos  los días  y  siempre  que  nos cruzábamos  lanzábamos misiles contra  el otro,  incluso llegamos  a  hacernos quedar  como los peores  delante de  gente  que ni nos  conocía,  nuestros padres nos  hicieron ir  a un  psicólogo- como  si de una pareja de esposos  se  tratara- y  no sé  cuantas  tonteras  mas,  nada  valió,  Isabella  Swan  y  Edward Cullen  son como el  agua  y  el aceite,  juntos pero  no  revueltos.
 Un ligero  suspiro salió,  abrece  a mi padre   quien  se  ceñía  a la  gran  barriga de  mamá,   pronto  Alice  vino   llevándome cerca  a  la  gran mesa  que  estaba  a  rebozar de  ponches, buñuelos,  natillas  y  no se cuanta  más  comida.
 Los  brazos  de  mi amiga  se  aferraron a mi cuerpo
_ Me  caso_ chillo de  alegría_ Jasper  pidió  mi mano  hoy_  celebre  con ella  brincando  como unas  chiquillas  por  toda la  sala,  bueno  esta navidad  sí que  era sorpresa  tras sorpresa,  Rose  estaba    terminando  su primer  trimestre  de  embarazo,  Jacob  conoció a  su media  naranja  y Alice  se  casaría,  mis  tres mejores  amigos  eran felices, y  yo  lo  estaba  también,  pero  internamente  sentía  envida,   ¿por qué  yo no  tenía  algo  de felicidad  propia?  Durante  muchos  años  he  sido  una  niña  buena,  buena  hija, amiga,  pues  regular  vecina, pero no  es mi culpa,  es culpa del  fastidioso  de Edward Cullen,  fui  buena  empleada  y  hasta  ayudo aseando la casa, ¿por qué  santa  no me daba un poco de  alegría? ¿Que  acaso a  mis  veinte tres   años  aun  me faltaba mas  amargura  por tener?
_ Ya  te  enteraste_ dijo  Rose  abrazando a  Emmett  el  primo  de  Edward y Alice_ vamos  a  celebrar,  luego de la  cena  iremos  al  pub   en las  afueras_ anuncio
_Paso,  creo que  me pondré  a ver  una  película_  o  dormir  lo que fuera  por  no ver  tanto  amor en el aire  y  yo  siendo  violinista_ no  creo que sea  buena  idea  que tres  parejas  lleven  un tercero  en discordia_  le  sonreí  quedamente_ René  quizá  me necesite_  René  ya  rayaba en los  cuarenta y  tantos  haciendo su embarazo  algo  riesgoso
­_ Vamos Bella,  la  pasaras  bien, si te  aburres  te   traigo  a casa_  ofreció  Jake
 Les mire  fijamente  tratando de  ingeniar  una  buena  excusa  para  librarme de  aquella  escena,  al final me  vi   en el  pub  que  decían,  ni su  nombre me interesaba,  el lugar   estaba   atestado,  mucha  gente  bailando,  riendo  y  hablando  bajo el volumen  estridente  de los parlante,  Emmett  nos condujo  a la  parte  trasera  del  pub,  por  una puerta  angosta  y   un pasillo poco  iluminado
_ Esto no se  ve  muy  agradable_ masculle,  todos  rieron
_ No  seas  niña, Bella  compórtate  como la  adulta que eres_  señalo Jasper
_Si,  aquí  el  único niño soy  yo,  y seré padre_ dijo mas  que  emocionado,  su  tono  y  sus ojos  denotaban  felicidad  sincera y pura.  Ver  tanto  sentimiento  bonito  volvió  a  despertar mi  envidia,  hice  una mueca de dolor, esos  pensamientos  no son  buenos. Jacob  tarareaba alegre  un  villancico,  mientras  que  Rose  iba  diciendo  “adelante” “nos  divertiremos” “ será  una  noche única”
 Deje pasar   aquellas frases que para mí no  tenían sentido,  nos detuvimos  frente  a  unas  cortinas  negras,  Alice  se  abrió paso, aquello  daba  a una  pequeña  sala    amoblada  muy sombría,  tonos  oscuros,  música  electrónica baja
_  ¿Qué  hacemos  aquí?_   cuestione con desconfianza
_ Póker_  exclamo  feliz  Alice
_No,  no  y no….  ustedes  saben que no me  van  los  juegos  y menos cuando  hay apuestas de por medio_
_No apostaremos  dinero_  dijo una muy  sonriente  Vanesa, la  novia de  Jacob
_ ¿No entonces  qué?_
_Prendas_  informo  una nueva  voz,  todo mi  cuerpo se  tenso,  sentí como  todos los  vellitos de mi cuerpo  se  paraban  y  un  fuerte  frio  recorrió  mi cuerpo.
­_Viniste_  Alice  se lanzo a  sus brazos, no  necesitaba girarme  o  mirar  para  saber que  Edward-prepotente-Cullen  había  arribado_  creí que  Mike  vendría contigo y Jess_
_Tenían  mejores  cosas  por  hacer_ su  tono  podía  derretir  un iceberg, pero  a mí  no me producía….  A quien engaño, a  mi  me  hacía  temblar, creo  que  cuando note que no podía  ser  su amiga  y  nuestras  discusiones  se   hicieron más  frecuentes  me excitaba,  y  por  eso  le  buscaba  peleas. Me  mofe, haciendo que  comenzara  a atacar,  reí  internamente
_Me  aburres Cullen, ¿por qué  no  te  quedaste en casa  viendo tus  revistas  porno?_ 
_ Por  la misma  razón  por la cual  no tienes  novio Isfrea, porque con  dos  ojeadas  te  aburres_  aquello   me hirió, que  culpa  que  mi suerte  en el  amor  era tan  buena  como en los  juegos
_Ya  niños, no peleen,  hoy  es  día de amarse_  los  dos  bufamos las  palabras de  Rose.
Los demás  se hicieron  los desentendidos  y  se  ubicaron, Emmett  saco  la  baraja  y    comenzó  a   preparar las  cartas, Jacob  explico las  reglas,  quien perdiera  tres  manos seguidas se  sometería a  una  pena impuesta  por alguien del  grupo,  de mala  gana  me  ubique  frente  a Edward, todos sonreían y  yo  les  torcía  la  boca
Menuda  tontería,  me hubiese  quedado en casa  viendo  al  techo.
 El  juego comenzó y  bueno la  suerte estuvo   de  mi lado,  Emmett  y  Edward se  peleaban para evitar ser  el  condenado a pagar  la  estúpida  pena, al final  perfecto  Edward  tuvo que someterse  a la voluntad de  su pequeña  hermana
_ ¿Alguna  vez  has  deseado  a alguna  de las  presentes?_ cuestiono  maldosamente la pequeña  Alice
_ Si,  a  ti hermanita,  sabes que sueño con  cometer  incesto_ respondió  tosco
_Es  en  serio, cumple   si no quieres comenzar  a desnudarte_  amenazo  Rose, mientras  Vanesa reía  tímidamente  y   el  rojo ascendía  desde  su cuello.
Con algo de  reticencia   y  mucho  tiempo valioso desperdiciado respondió_  Quizá,  no es  de su incumbencia_
_La pregunta  fue clara  contesta  con un puto sí o no_ ladre
_ ¿Has  deseado  a  alguien de esta mesa?_ contraataco
_ Cuando pierda  puedes  preguntar _  dije segura,   de ninguna  manera  le contestaría  que  a  alguna  vez  le  desee, y  que  aun  lo deseo  no de  ninguna  manera.
 Las  cartas  volvieron  a caer  una  tras  otra,   lentamente  fueron  cayendo los más  fuertes,  a  mi  me  faltaba  tan  solo  una  mano mala para que me pusieran  alguna    pendejada de  broma,  la mayoría  había pagado con  besos, contando secretos,  haciendo algo  escandaloso,   alguien  se  aburrió en algún momento  y  decidió  que debíamos cambiar  de juego,  agradecí  enérgicamente  en mi  fuero interna, claro.  El  juego  escogido  por  la dictadura de  Rose fue: yo  nunca   he….  Rose  explicó la mecánica,   alguien decía :  yo nunca  he besado  a  una mujer,  y  quien  lo  hubiese  hecho debía  beber;  además  del  tequila   habían  traído  un  refresco par a Rose
La  cosa parecía  fácil,  digo,  uno nunca  imagina  que  salgan con tantas  cosas,   “Yo  nunca    he  querido  liarme  con  el hermano de  un amigo”  todos  tomamos,  “yo  nunca he besado  a  alguien que no me guste” todos menos Edward  bebieron,  “yo  nunca  he tenido sexo en el cuarto de  mis padres”  bueno creo  que  todos pecamos  en esa; “yo  nunca  le  he  robado nada  a  mi peor  enemigo”  solo  Edward  bebió…  no se que más preguntas se  hicieron , lo  único de lo que estoy segura  es que   todos  reímos  como locos, además  creo que después  del  tercer  trago  nadie  tomo.
Las parejitas  felices  decidieron que  querían  bailar  para   bajar  el alcohol,  y  ni  en mis peores pesadillas  bailaría con Edward,  no antes  me   parto  un pie,  me  levante  rápidamente
_¿Ya  te  vas  Swan,  temes  que  te  haga  llorar?_  espeto  Edward  con  una gran  sonrisa  torcida,  Dios  quería  darle  un puño para  borrar   aquel sensual  rostro
_Ni porque  me ponga en bandeja de  plata  lo harías  Cullen,  si me  voy  es porque  quizá  quede  con  alguien  importante  esta  noche _mire  mi  reloj y dije _madrugada,  no  todos  somos  unos  nerds  asociales  y  feos_
_feo  y nerd pero  te mueres  por  besarme_   palidecí  con sus palabras, ¿qué  tan transparente  era?
_ ¡Ew! ¡asco!  Ni te  lavaras  los dientes_   bravo  Bella,  lo mataste,  me felicite-así  que doble  ¡Ew!_
_ Hagamos  algo_  musito,  aguantando   las palabrotas,  conociéndolo  querría  decirme   hasta de que me iba  a morir_  jugamos póker_
_ Te  gusta  humillarte_
Rodo  los ojos  para  contestar_ quien  pierda  se    quitara  una prenda,  la  que diga  el  ganador_ 
Mi  mente  registro PELIGRO  ZONA  DE  AVALANCHA
_Miedo_   y  aquello  significo  reto,  me plante   frente  a él,  taladrándole  con la mirada
_ Reparte  Cariño,  me gustara  ver  tu lindo  culo  blanco  desnudo_ mire  triunfadora,  las  cartas  cayeron  frente  a mí,  y  todo  dentro  se estremecía, “por  favor  que sea  una  buena  mano”.  Tome las  cartas  y  fruncí  el  ceño al ver  que  no tenía  nada  para  hacer
_Tan  mal  te  fue_  susurro  malicioso_ ya quiero que te quites_  su vista viajo por  mi cuerpo  de manera  muy lasciva _juguemos  y  veremos que te quitas  Isfrea_
  Unos  cuantos  movimientos  y  ya  tenía  mi  cara  tragándose  el asfalto,  el maldito  tenía  una jodida  flor  imperial, contra  nada más que  un  full  de  muy bajo valor,  que  ni para que,  me  mordí  el labio
_Bravo.  Quítate  ese feo  suéter_  ordeno,  de mala  gana  me  saque el suéter  de lana,  debajo no tenía  nada  más que  un  sostén de encaje  azul,  me  estremecí  cuando la cálida  prenda  dejo mi  cuerpo,  juro que oí un  silbido  y  un “Wow”, pero  no puedo  asegurar  nada, instintivamente  me  tape  los senos para  evitar  su escrutinio,  no tengo el cuerpo de   una súper modelo_  Ni que  no  hubiese  visto  antes  un par de   teta.  Créeme  Swan, he  visto  y  tocado mejores, las  tuyas  son….  Digamos,  parecidas  a  los  de  Jasper_  herida  hasta  lo más profundo  de mi alma,  tome la maldita baraja  y la prepare  repartí  en silencio.
  De  la  estrella  de la buena suerte  ni  el  recuerdo  quedaba,  las  dos  tandas  siguientes  las  perdí,  maldije,  al menos  al  señor,  se le  ocurrió que me  quitar  las  botas  y  luego las  medias.
_ Y yo  que  creía  que  tu serias la  que  verías  un trasero  blanco, casi  me pongo a  llorar, pensado  en me  verías  mi  hermoso  trasero, pero  adivina que  bebe,  yo veré  tu lindo  trasero_  golpeo  la  mesa  varias  veces_  me  pregunto  ¿hilo o  cachetero?¿seda o  encaje?¿sexy  o recatada?_ el color   cubrió  desde  mi  pecho  hasta la punta de  las orejas,  maldito  Edward….  Estúpida  yo, por no correr  cuando pude,  no  ahora  mi cuerpo  estaba  más   emocionado, si él  se  fijara detenidamente en mi sostén  juro que podía  ver   mis senos más  que erectos y  la  respiración  acelerada
_ Reparte_ farfulle  entre  dientes, mordiéndome el labio internamente.
Las  maldiciones  se  hicieron nada cuando   prácticamente  solo  me  faltaba   quitarme  el pantalón,  el  muy  jodido  deseo que  me   quitara   el sostén, cerré  los ojos, pensando en  algo  agradable-  si  pensar  en sus  manos  tocándome  libidinosamente- pero  de nada  sirvió, un  gemido  logro  escabullirse,  burlando mis  defensas,  al  abrir  los ojos  me   encontré  con  sus ojos  oscurecidos y  fijo en  mi
_Baila_  murmuro con tono  candente _Baila,  Bella_
_¿Deliras?  Terminemos  el  jueguito antes que  alguien  entre  y  me  vea  desnuda o medio desnudad delante de  un  estúpido_  y  créanme que  alguien entrara  y me viera  era lo que menos importaba  en el momento
Cuando  se  levanto y  cruzo  la  cortina.  ¡Qué tan  fea  soy! Chille internamente  de mera  frustración, pensé que  se  iría, y  rápidamente  tome  el  sostén  para  ponérmelo
_ ¿Qué  haces?_  pregunto, sin  mirarle  le conteste
_ Vistiéndome, ¿que   a hora eres  un niño  especial? Ya  terminamos.  Me voy_
 En dos parpadeos  lo tenía  frente  a mí,  quitando  la  prenda  de mis manos  y  arrojándola  lejos ­_No  hemos  terminado,  apenas  comenzamos_ anuncio  pasando  sus manos  sobre  mi  desnudos  senos,  acunándoles.  Gemí, como nunca  antes  lo había  hecho,  mi cuerpo  estaba  tirante,  súper  sensible,  el calor  barría  airosamente   por  todo mi cuerpo,   sus  labios  tomaron presos  a  los  míos  y  su lengua  irrumpió con fuerza  seduciendo a   la  mía,   eso solo empeoro lo que ya  sentía,  porque  la parte  baja  comenzó   a quemar,  sentía  como  si una  hogar  hubiese  sido   prendida de repente,  me costaba  respirar…
Logre  de  alguna forma  separarlo _No_   la parte  racional  dijo que  no debía  hacer  eso con  alguien que  no  me  gustaba.  Me  retorcí  cual  bicho  antes de morir, para  tratar de  librarme.
  _Lo  quieres, bebe,  siempre  lo has  querido_  susurro  dejando que su  caliente  aliento  pegara  en  cuello
_no_ dije  en  un  silbido
_Eres  pésima  mentirosa, Bella, lo quieres, si no  tu cuerpo no reaccionaria  a  una  caricia como  esta_ masajeo   mis  senos haciéndome  jadear _dime  pequeña  ¿hace  cuanto no  te  cogen como  deben?_ farfullo ronco _responde_  mantuve  el pico cerrado,  total en boca  cerrada  no entran moscas,  verdad.  Claro  él  no pensó  lo mismo porque   su atrevida  mano  se coló por  debajo de  mi  braguita, dejando que  su dedos  recorrieran  por  el camino  al  sur,  mi traicionero  cuerpo  se  arqueo  preso de  placer,  ahora  mis  labios  eran  los que  besaban,  mis  dientes  le mordisqueaban,  se  sentía  bien,  “pero  está  mal Bella  para”.
_Detente_ dije  un poco más alto _te odio,  me  caes mal, me  das  asco_ solté  torpemente,  claro  todo aquello era  falso
_No importa, te gustare después  de que te  lo haga…  hasta que pierdas  el conocimiento_
En cuestión  de  segundos,  destrabo el botón de  mi pantalón de  mezclilla.   “Bravo  bella  te  serviste en  bandeja de plata  al aceptar  el estúpido  juego”
­_ Anda  Bella  déjate  llevar, lo  quieres,   se  que lo  quieres _ronroneo sexy_  quieres  esto_  bajo una  de  sus manos hasta dar  con  sus partes  nobles  y  agarrarlas  provocadoramente _ lo  quieres,  tus  ojos  lo confirman_
“Solo  por esta  noche, luego  vuelves  a  odiarlo  y  si  puedes  te mudas de  barrio, total  ya  va siendo  hora de ser  una chica  grande e  independiente”.
 Mis manos cobraron vida  y comenzaron  ansiosas  a abrirse paso,  tirando de su cabello,  tirando de  su    chaqueta,  destrabando  torpemente  los  botones, cierres  y todo lo que implicara   obstáculo,  empujándole-  si  la  calmada  Bella  Swan,  dejaba  salir la  gata  en  ella- contra  la mesa  una  vez  quedaba  en  bóxer,  termine de  sacarme  el  pantalón mostrándole  el  pequeño trozo  de  tela  blanco  que     cubría  mi intimidad,  encaje,  y  muy diminuto,  le  obligue  a mantener  sus  piernas  cerradas cuando  las  mía  le  atraparon,  comencé a  moverme  frente  a él, provocándolo,  desquitándome,  dejándome  llevar por  lo que  guardaba  en mi mente  por  tantos  años.
Mis caderas se  movían  al ritmo de  la electrónica,  le  sonreí  traviesamente,  una  vez desinhibida,  nada  importa, deje que mis manos  recorrieran pecaminosamente   mi cuello-  yo también se  jugar  Cullen-  me  dije,  cuando  mis  dedos  se  trabaron con el pequeño  hilo que de  mi   braguita, lentamente  comencé  a bajarla, liberada de  aquella  prenda,  fui  por  él,  masajee la  protuberancia de   su entrepierna,   gimió  y cerró  los ojos,  sentí que  algo en mi  caía
_¿Lo  quieres?_   dije  acariciando  sus  muslo_ ¿desde cuándo?_   al ver  que no respondía  sujete  su erección  apretándole  un  poco  más  fuerte y  majadeándole  lentamente _¿estás  listo para  mí? ¿Te quieres correr?_  porque  yo sí,  de eso  estoy  segura_ pero,  Has  sido  buen  niño  Eddie,  Santa  no  trae  regalos  a los  niños malos, ¿fuiste malo?¿provocaste peleas  o discordias?¿trataste  mal  a  Bella?¿te  arrepientes?, piensa  la   respuesta,  si  quieres  esto_  con  mis labios    indique  mi  parte  baja _tienes  que  ser  sincero, quizás  papa  Noel  te  perdone  y  te  de  tu regalo de  navidad _Seguí   cuidando de  su   amigos ,  masajeándole,  jugueteando con mis dedos  sobre  su  punta,  disfrutando y  torturándome  con cada  segundo de  completo silencio _ responde  o  me  voy_ amenace,  total una  buena   ducha de agua  fría  baja  todos los calores
_s….sii,  maldición,  lo  quiero, si  fue malo, te  hice rabiar, no me  arrepiento,  no, no señor,  lo volvería a hacer, me  encanta  verte  rabiar, solo  deseo  poder  cogerte  y …_   un  fuerte  gemido  corto   sus palabras,  yo  tampoco me arrepentía, el  fin  justifica  los medios.
Y  bien con  aquella  confesión  solo  quería   tenerlo entre mis  piernas.  En  un   muy  elegante  movimiento  me  cargo,  dejándome  en el aire  y  soportando  todo el  peso,  de  un solo golpe  penetro, enterré  las  uñas  y  gemí  fuerte,  aquello  era …  no había palabras,  cerré  los ojos  y  disfrute  cada  embiste,  mis  labios   y manos  devolvían  cuidados
_mírame_ rugió   en  mi oído_ déjame  ver  si te  gusta  Swan.  Quiero  que   grites  cuando  te  corras,  grita  fuerte_  ordeno. 
Bueno es que  ese  hombre no se daba por  enterado de lo que hacía  a mi cuerpo,  todo  mis músculos  se  tensaron  enseguida apretando  su miembro,  el calor  se concentro en mi vientre,  mis  ojos solo veían  colores,  rosjos y naranjas, mis  uñas  arañaban  su  espalda.
_Córrete conmigo.  Grita  conmigo_ le  ordene  manteniéndole  la  mirada_ córrete Edward,  córrete  conmigo_ nuestros  labios  se  fundieron  en un  muy elaborada  y  salvaje  beso,  succionado  su lengua,  mordiendo  mis  labios,   sintiendo  como el  sudor  adornaba  nuestros  cuerpos,  y la respiración  nos  dejaba  a punto de  desmayar,  sus embistes  aumentaban  a medida que mis  caderas  empujaban contra  él,  hasta que  juntos  gritamos,  yo  seguro  grite  su nombre,  lo que el g rito  mi  mente  no le   registro. 
Me   sostuvo  contra  su cuerpo, sin abandonarme,  aferrándose  a mi espalda y  acariciándola,  se  sentó  sobre el borde  de la  mesa,  el peso  de la realidad  venia  a  mí,  primero  gozas  y después  sufre.
 Nos  mantuvimos  en  silencio por  un  eterno momento,  cuando  las  respiraciones  se  regularon,  me  obligue  a separarme de él  y  apresurarme  a cambiarme,  cambiada,  busque la manera  más  digna de  dejarle.
  Pretendí  dejar esa  sala  tan  rápido  como pudiera, cuando me sujeto del  brazo_ esto  no debió pasar,  nunca_  enfatice
_Debía  y  pasaría  Bella_  aseguro  él.
  Y cuando  estas  jodido, alguien  llega  a joderlo  todo
_No  podemos dejarlos   solo_ grito Emmett antes de  entrar  y quedarse  boca  abierto  al  ver  la pequeña  escena  Edward sosteniendo mi  brazo y  yo mirándole  sobre  el  hombro_ mierda _mascullo  entre  dientes
_ Huele  a  sexo_ dijo  jocoso  Jake,  quedándose  con la  boca  abierta  cuando  entro,  la  reacción de  todos  fue la misma,  cerré  los  ojos  fuertemente  maldiciéndome por aquel momento de  estupidez
_Se  estaba  demorando_  fue lo único que  atinaron a decir  Rose  y  Alice  con complicidad. Casi  como entraron nos dejaron solo.
_Lo  siento_  susurre, ¿que  sentía?
_Ten_ abrió  mi mano para depositar   una  pequeña  bolsa  de terciopelo  purpura.   Se  sentó  tomando  la  botella de  tequila y  servirse  algo. Temerosa   abrí  la  bolsa,  al  abrirla  deje  que su contenido  cayera  en mi otra  mano,   la  cadena  que tanto me  gustaba , la que se  había extraviado  poco después que  mis peleas con Edward se  intensificaron,  le mire perpleja,  él me  la  robo,  ahora  tenía  un pequeño dije  con dos  corazones   entrelazados ,   además  de  un papelito  metido  en ellos,  guarde  la cadenita  en  la  bolsa  y desenrede  el papel

Muchas  veces las palabras solo sirven para herir y  alejar  a quien quieres de  tu  vida, lo siento,  no puedo  seguir engañándonos  me  gustas,  te  amo  si  y  que,  te amo,  amo  cada cosa de  ti,  y…. lo  siento…  Feliz  navidad
Tuyo  Edward

Una  estúpida   lagrima  dejo mis  ojos _también  te  quiero_  susurre,  acercándome  a  él para  besarlo  como se  debía,  dejándole  en claro  mis sentimientos.
 


12 comentarios:

Kimberly Cullen dijo...

Oh por dios me encanto yo quiero una navidad así

Leymi dijo...

esta awwwwwwwwwwww que navidad ummmmmmmm me pones ha soñar.....

Geraldine dijo...

Me encantoooooo estuvo Genial!! quiero un fic de este lemmon por favor!!!
Bye Besos!!

May dijo...

Original y muy bueno.

May dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Boop dijo...

Me encantó... Mi esposo está Féliz con el concurso... Jajaja...

ralip_ralip dijo...

Bueno pues como ya dije en otro lado, querazón tiene edward cuando dice que las palabras hieren y separan a las personas, menos mal que él loh lo ha sabido remediar y muy bien por cierto.

Besos yFeliz Navidad.

* Marie Kikis Cullen Cipriano * dijo...

ESA ES MI ADA!"!! NADA MÁS UNA "CAÍDA" PIENSA ESTA COSAS RETORCIDAS..hahahahaha magnificvo cielo..felicitaciones!

Twilightmaniaca dijo...

Es un buen lemmon creo que esta como favorito ;) que gane el mejor y caluroso lemmon

aleshita-luvs-paramore dijo...

awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww es super tierno y hot a la vez... me fascino de ve5ras!!!!!!!!! te doy mi voto !!!! lindo lindo lindo!!!

Lumy Cullen dijo...

Ada el capí estuvo fabuloso, estoy sin palabras. Wwwwooooo cuanto amor guardado y suprimido. Estuvo sumamente excelente, hasta lloré de la emoción. De verdad que escribes fabulosamente. Me encanto, anelo un juego de Poker así. Te envío muchos saludos!!!! Te deseo un hermoso feliz despedida y comienzo de año!!! Te deseo lo mejor, gracias por tus hermosas letras!!!

Anónimo dijo...

[url=http://GETWITHTHEPROGRAM.info/?p=70]free games online[/url]

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...