sábado, 6 de agosto de 2011

Odio Amarte Tanto. Capítulo 11: Las cosas nunca salen como deberían salir

Las cosas nunca salen como deberían salir…

POV EDWARD

Cuando el momento del juicio llegue, estoy totalmente seguro de que mi alma será doblemente condenada y torturada, no solo por las cientos de vidas que he acabado, sino por hacer sufrir a una mujer que no se lo merece.

Re leí por decima vez las palabras de Carlisle envidadas por su portavoz Irina a mi correo electrónico. Estaba entre la espada y la pared, ellos ya habían tomado la decisión por mí. No había nada que hacer…

Maldita sea…

POV BELLA

Observé a la chica reflejada en el espejo. El atuendo me quedaba genial y la sonrisa en mi rostro era la cereza del postre. Me sentía segura de mi misma y de que esta noche iba a desenvolverse a mi favor… que me iba a divertir en grande.

Arreglé el cinturón sobre mi blusa gris y me coloqué mis bailarinas rojas preferidas, dándole vida al conjunto. Estaba cómoda y hermosa y lo había logrado sin la ayuda de mi asesora de imagen, Heidi. Me sentía muy pero muy orgullosa de mi misma.

Un toc toc en mi puerta me sacó de mis reflexiones, de seguro era Jane, quién venía a hablar conmigo de cualquier nimiedad.

-Sigue…-le dije, probándome unos pendientes; estaba entre unos dorados y otros plateados. Reconocí por medio del espejo unos ojos rojos que me observaban fijamente, los únicos ojos que podían hacer que mi cordura se desvaneciera con tan solo una mirada.

-¿Qué haces tú aquí?-inquirí, intentando concentrarme de nuevo en mis posibles pendientes.

-No puedes ir a esa cita con él.-ordenó, ignorando mi pregunta.

-Ni tu ni nadie me da órdenes.-repliqué altanera. Me decidí por los plateados y le sonreí al espejo. Luego tomé la botella de perfume y esparcí unos cuantos “Splash” en partes claves de mi cuerpo para que el aroma durara por más tiempo, Vi por el espejo como Edward cerraba los ojos y sonreía satisfactoriamente ante el aroma que invadía la habitación.

-Es peligroso, compréndelo. Por lo menos llévate a alguien como compañía.-Sugirió.

-A quién... a alguien… ¿cómo tu?, nunca.-repliqué.- No necesito que nadie cuide de mi, sé cuidarme sola.

-No, no lo sabes. Entiéndelo, no quiero perderte.-se acercó a mí y yo me giré para encararlo. Sus palabras comenzaban a hacer su efecto en mí. Sentí como mi corazón bajaba el escudo y las espadas listo para entregarse a él "Isabella, NO";, gritaba la voz de mi razón,"Esta vez NO";. Mis manos involuntariamente traicionaron a mi mente y se perdieron en su cabello, acariciándolo. Una sonrisa oscura surcó sus labios, deteniéndome en mi caricia, "Esta batalla no la ganarás tu". Mi guardia subió de nuevo, le devolví la sonrisa y susurré en sus labios un…

-No creo ni una sola palabra tuya. No ere más que un mentiroso, Edward. Un autentico, Cullen.- usé las palabras con las que alguna vez Jane lo había descrito a él.-por última vez te voy a pedir que me dejes en paz y que te LARGUES de mi vida!.- las palabras finales fueron las más difíciles de decir, pero lo hice, mientras que dentro de mi me sentía morir.

Lo esquivé y tomé mi bolso rápidamente antes de que me pudiera arrepentir de lo dicho. Mi cuerpo aun se sentía vulnerable ante su hechizo y ante cualquier oportunidad podría lanzarme a sus brazos.

Bajé la escaleras, milagrosamente sin tropezar y esperé a Jacob sentada en el porche contemplando la luna.

-Ѽ-

- Y esos son mis cinco autos favoritos… Tierra llamando a Bella, ¿si me estas poniendo cuidado?- y ahí estaba yo, escuchando como Jacob parloteaba acerca de vehículos deportivos sin que yo le prestara ni el más mínimo gramo de atención. Ésta cita estaba resultando de lo más aburrida, después de todo no había sido una buena idea. Bebí un poco de mi refresco y enfoqué mis ojos en él.

-Por supuesto, Jake. Continua.-le incité para que hablara

-¿Esto no te gusta, verdad?- quiso saber.

-¿Por qué lo dices?-pregunta estúpida, Bella.

-Por la cara de aburrimiento que tienes. Creo que si no te has dormido es por lo alto de la música.-apuntó con una sonrisa, mitad reproche mitad burla.

-Lo siento, Jake…-me excusé bajando la mirada.-pero no puedo sacarme algo de la cabeza.

-¿Algo, o alguien?.-me interrogó, subiendo las cejas de forma sugerente.

-Algo.-repuse con rápidez.

Escuché su risa estruendosa por encima de la música.

-Vamos, Bella… no soy tan idiota. -repuso, conteniendo otra carcajada.

-Ok, ok… es alguien, ¿contento?

-Sí, bastante satisfecho.-sonrió.-ven, vamos a bailar- me extendió su mano luego de ponerse en pie- te haré olvidar a ese “alguien”

Tomé su mano y él me llevó hacia el lugar en donde se hallaban varias parejas, moviéndose al ritmo de “Just can’t get enough”

Chico, pienso en esto día y noche

Soy adicta, quiero saltar en medio de tu amor

No quisiera tenerlo de otra forma

Soy adicta y no tengo lo suficiente

Al igual que el resto del gentío Jake y yo nos envolvimos en el ambiente caluroso, que inspiraba el baile. Me sorprendí cantando con él a todo pulmón.

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente


Movimientos por acá, movimientos por allá. Caricias, sonrisas y miradas.

Mi nena tiene un sexy vapor

Le da un nuevo sentido a mi vida

Mamá perfección, brillas

Hermosa creación, tienes a un hermano tuyo soñando, soñando.


Demonios! estoy fingiendo

Trato de gritártelo, estoy gritando

Déjame amarte esta noche

Amarte, sí, sí, sabes que eres mi demonio

Sin embargo, desee que quien estuviera ahí fuera Edward, quien colocara sus manos en mi cintura y me susurrara palabras al oído, pero era solo una ilusión…

Chica podríamos formar un equipo

Yo sería el rey y tu podrías ser la reina

Mi mente esta sucia y no necesita ser limpiada

Te amo desde hace mucho tiempo, ya sabes lo que trato de decirte


Oh nena, no puedo rendirme, así que por favor ayúdame

Me tienes por los aires y no puedo poner un paso fuera de esta nube

Y no tengo lo suficiente


Chico, pienso en esto día y noche

Soy adicta, quiero saltar en medio de tu amor

No quisiera tenerlo de otra forma

Soy adicta y no tengo lo suficiente


-Sácatelo ya de la cabeza!- rugió mi razón.

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente

No tengo lo suficiente


Nena me tienes corriendo como si fuera Flow Joe

Dibuja tu nombre en mi corazón con un X-O

El amor es tan dulce, me tiene tan molesto

Quisiera que volviera como presto, sí


Por mientras espero que la próxima vez

Que ella venga, yo haya brindado por los buenos tiempos

De atrás a adelante hacia la siguiente línea

Ella me tiene en la pesca de su amor, confieso que


Estoy algo obsesionado con su sonrisa y ese “combo”

Me tiene por las nubes y no puedo bajar

Mi corazón late más fuerte que un electro

Ella me hace sentir como el Sr. Roboto


Oh nena, no puedo rendirme, así que por favor ayúdame

Me tienes por los aires y no puedo poner un paso fuera de esta nube

Y no tengo lo suficiente


Chico, pienso en esto día y noche

Soy adicta, quiero saltar en medio de tu amor

No quisiera tenerlo de otra forma

Soy adicta y no tengo lo suficiente


No tengo


No

Hundido en tu lecho de roca

Atrapado

En tu impacto de amor

Nockeado

Por tu frío disparo

Estoy atrapado en tu cabeza


No puedo salir y no sé cuando lo haré

Haciéndome fingir, sabes lo que quiero decir

Tu amor es una dosis de éxtasis


De repente sentí que alguien separaba el cuerpo de Jacob de mi agarre. Un rugido estremecedor hizo que la música parara y que todos bruscamente se giraran a ver la escena.

Edward estaba sobre el cuerpo de Jacob, sosteniéndole fuertemente la garganta, ahorcándolo, con su otra mano se apoyaba en el y a la misma vez le retorcía la muñeca. Estaba cien por ciento segura de que si ejercía un poco más de presión, le separaría la mano de la muñeca.

-Os advierto que si alguien intenta intervenir, los mataré a todos. No estoy jugando.-amenazó con una voz que me heló la sangre. Nunca lo había escuchado tan alterado y furioso. Sus ojos ahora negros brillaban en la oscuridad como dos esferas pulidas.

Las palabras de Edward hicieron su efecto en el líder de la manada, Sam se quedó clavadito en la arena, quitándose la idea de atacar. Al contrario de él Paul respondió la amenaza del vampiro.

-Aquí no te tenemos miedo, sanguijuela. Además te superamos en número, ¿cierto chicos?- algunos no muy seguros apoyaron al lobo con un débil “si”

-Bella es testigo de mi poder… soy letal en mis ataques y si no quieren que deje esta reserva hecha pedazos es mejor que no intenten nada.-todos giraron a verme y yo asentí, recordando la vez en la que había visto la capacidad de Edward para matar… Alec, asesino… mis ojos se llenaron de lágrimas y miedo y una confusión de sentimientos emergió desde mi corazón.

Edward le dio a Jacob un puñetazo en la cara que me hizo trastabillar.

-Eso es para que aprendas a no meterte con lo ajeno, cabrón!,- le propició otro golpe en la cara.-ella es MÍA, maldito. Mía!

-Edward!-chillé- déjalo por favor, detente.-le supliqué. Mi propio juego se me estaba saliendo de las manos, o mejor dicho se me salió de las manos.

-No te atrevas a tocar jamás. Ni siquiera a pensarla como tuya, ¿me entiendes?.-él agarró el cuello de Jacob quién no creía que fuera a soportar un golpe más. Ni siquiera era capaz de defenderse, Edward sabía muy bien las técnicas para matar en inmovilizar.- ¿entendido, imbécil?

-Entendido.-Admitió Jacob con debilidad.

Vi a Paul por el rabillo del ojo dispuesto a atacar, más una mirada de Edward por encima del hombre lo dejó quieto.

-Solo venía a dejarle las cosas claras a este. No quiero dañarles la fiesta, matando a unos cuantos de ustedes.-se levantó de encima de Jacob y limpió la sangre de Jacob que había quedado en sus manos al propinarle varios puñetazos.- Bella, ven conmigo.-fue una orden no una petición.

Avanzó hacía mi

-Bella, no! Es peligroso.-gritó con todas sus fuerzas Jacob, arrastrándose en el suelo. Edward se giró bruscamente y le propinó una patada, dejando a Jacob de nuevo inmóvil en la arena. El crujir de sus huesos me estremeció

-Iré contigo, Edward.-dije al fin.- pero por favor, para ya! No hagas más daño.- se acercó más a mí y me jaló fuera de la multitud que nos rodeaba.

-Súbete a mi espalda, aparqué el Volvo bastante lejos de aquí y no creo que pueda aguantar tu paso humano.-escupió las palabras con desdén.- enrollé mis brazos en su cuello y mis piernas en su cintura, sujetándome.

-Felicidades, Isabella. GAME OVER… Has perdido…

(^^)

Ropa de Bella


CHA CHA CHA CHA CHAN…

¿A dónde se llevará Edward a Bella?

Perdón por tardarme en actualizar, la inspiración no me daba. Espero que les haya gustado.

No olviden pasar por mi rinconcito: http://intheheartofthedarkness.blogspot.com/

Besitos

Koko

6 comentarios:

Kata Morgenstern dijo...

Me encantó ^^

nydia dijo...

dios esto si que se le salio de las manos a Bella que ará Edward ahora con ella....Me encanto,sigue asi...Besos...

pequeña dama dijo...

ESPERE TANTO ESTE CAPITULO!!!

pequeña dama dijo...

ESPERO CON ANSIAS EL DE ANELO EN LA OSCURIDAS n-n

darlyn dijo...

wow!! m encantooo! cuando publicaras otro capii?? m sejaste super enganshadaa!! y mas con tu pregunta..¡donde s llevara edward a bella? sjaksja 1313v !!! espero pronto la actualizacion! adioss saludos desde chilee!

paty dijo...

Hola que bien que Bella se dejo llevar por Edward pero me dejas intrigada a donde se la llevo espero que de ahora en adelante sigan juntos en espera del siguiente capi
saludos y abrazos desde México

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...