lunes, 20 de diciembre de 2010

Lemmon 2: Dulce… ¿Dulce? Navidad

AutoraMaR CuLLeN BlaCk

Dulce… ¿Dulce? Navidad

OneShoot de concurso twiligth entre amigas.

SUMMARY: Bella y Edward celebran su primera navidad con su hija, pero ellos dos…tendrán su propia dulce… ¿dulce? navidad.
 Calificación: M
Aclaración: En este OS todos son humanos. Y algunas cosas están revueltas. Que pasen una feliz navidad!   


24 de Diciembre, Noche Buena, Casa Cullen.

“Navidad, Navidad, Dulce Navidad, es un día de alegría y felicidad, si!”
Cantaban todos los Cullen, llenos de alegría, y emocionada la pequeña Nessie, porque Papá Nicolás le traiga sus regalos. Sus padres también estaban felices, sería su primera Navidad como esposos. Y no como novios. Ni que Bella estuviera embarazada de su hija. Nessie, de tan solo nueve meses, estaba muy emocionada, no paraba de balbucear lo que se supone que era un villancico y de reírse.
-muy bien, pequeña Nessie-le dijo su tío Emmett-lista para que Santa te traiga tus regalos?
La niña asintió con la cabeza frenéticamente. Bella le agarro de ella, dejando que los rizos parecieran resortes. Se rio al ver lo emocionada que estaba su hija.
-tranquila, amor…queremos que conserves u cabeza.
-vamos, Bells!-le grito Alice, dando pequeños saltitos, llego con ella, la abrazo y luego cargo a su sobrina -si, Nessie, a que quieres tus regalos!
-shii!!!...-intento decir la niña, pero solo se entendió un pequeño balbuceo. Todos vieron a Nessie y se rieron tiernamente, la bebe tenía nueve meses, pero entendía a la perfección lo que pasaba  realmente estaba comprendía sobre los regalos.  Sobre todo eso.
-chicos…pasemos al comedor, ya es la hora de cenar-anuncio Esme, todos se levantaron de los sillones y caminaron hacia el comedor, Edward agarro a su esposa de la cintura y la atrajo hacía el.
-Edward…-dijo Bella entre risas, antes de que él la callara con un beso apasionado. Les empezó a faltar el aire, pero Edward hizo la cabeza a un lado para que respiraran los dos y se continuaron besando, al poco tiempo, se separaron, jadeantes y sonrojados… o al menos Bella.
-y eso porque?-pregunto, tratando de recuperar el aliento.
-ve…-Edward le indico que mirara arriba, sobre sus cabezas había un muérdago. Bella se rió y paso lo brazos por el cuello de su esposo.
-mmm…sabes que eso solo es una excusa, verdad?
-claro…-Edward acaricio sus labios con los de ella-pero…de todas formas, aunque no hubiera muérdago, te hubiera besado.
-mmm…eso tenlo por seguro-y diciendo esto, Bella lo volvió a besar, pero un carraspeo los detuvo y se separaron levemente. Alice estaba en medio del pasillo, con Nessie en brazos, y con una carita de travesura…que hizo que Bella pensara que tramaba algo.
-bueno…-dijo Alice, riéndose entre dientes-se deberían de esperar un poco más, no? Nessie está muy chiquita como para tener un hermano…o hermana.
-Alice!-le recriminamos al mismo tiempo-deja de estar pervirtiendo a nuestra hija, vamos…-Edward agarro a Bella de la mano y caminaron hacia el comedor-andando…no quiero que mi nenita se pervierta. Como tú, querida hermana.
-ah!-chilló Alice-yo no soy una pervertida! Tú lo eres!
-yo no soy el que se anda fijando en las intimidades de los demás.
-eso…solo….eso solo…-Alice se había puesto roja como un tomate-eso…
-basta, Alice…-los interrumpió Bella-vamos, ya no sabes ni que decir.
Alice entro en la habitación, en silencio, seguida de Edward y Bella. Los Cullen estaban sentados en la mesa, todos con su gorrito o traje navideño. Se veían como la familia que Bella siempre quiso. Los hijos de Rosalie y Emmett, los gemelos, Alec y Jane, de tan solo ocho años, y su hija mayor, Heidi, de catorce, estaban con sus primos, los hijos de Alice y Jasper, Bree, James y Kim, de 10, 17 y 15 años, respectivamente. Nessie estaba  en el regazo de Alice. La novia de James, Vitoria, estaba hablando animadamente son su suegra.   
-bueno!-Emmett se rio a carcajadas, el ambiente navideño ponía a todos de buen humor, incluyendo a Rosalie.-pues que se hacían?
-nada…-contestaron nuevamente al unisón. Luego Bella hablo sola-solo…estábamos viendo…algo…
-mmm…ese algo…como que no me da buena espina…-se quejó Rosalie, dejando que Victoria hablara con James. Luego se echó a reír, o el ambiente navideño poner a Rose de buen humor… o que ya tiene varios traguitos de más.  
-Rose…cuantos llevas?-pregunto Bella, acercándose lentamente a Rosalie, ella hizo una cara de niña pequeña que la han descubierto en una travesura y se hecho  reír como loca.-Rose…
-no sé… perdí la cuenta en el décimo trago…peor es ponche!
-sabes que el ponche tiene alcohol, verdad?-le pregunto Edward, acercándose a su hermana.
-oh, sí, claro que…sí?
-oh, Rose!...Emmett, no tendrás tu regalo de navidaad-canturreo Alice. Emmett hizo una mueca y luego se echó a reír.
-bueno… así, Rose es más…
-Emmett!-gritaron Bella y Edward al unisón, no iban a permitir que su hija se pervirtiera tan pequeña. 
-ups!, lo siento!.. -se disculpó Emmett, Rose se acercó a él y le dio un sonoro beso en los labios.
-no te preocupes, mi osito,-le dijo Rosalie, limpiándole el resto de labial que quedó con un pulgar-más al rato te daré tu regalo de navidad.
-ah!...bueno, mientras ese momento llega, no les apetece ir a cenar?-pregunto Carlisle, con suplica en los ojos, no había comido en todo el día.
-claro...bueno, a sentarse, mejor voy a la cocina-, Esme desapareció en la cocina, los Cullen se sentaron en la gran mesa y empezaron a platicar entre todos. Al momento, Esme entro en el comedor, dejo las bandejas y los sirvientes le ayudaron, después, desaparecieron en la cocina, Esme se sentó al lado de su esposo y sirvió la cena a los demás integrantes de su familia.
-bueno…-dijo Edward en el postre de tarta de cereza-estuvo muy rico la cena, madre. Faltan dos horas para que sea Navidad, pero…-se paró y levanto su copa de vino-feliz Navidad a todos, este año ha sido maravilloso, mi pequeña nació, mi familia estuvo siempre a mi lado, junto con mi esposa-agarro la mano de Bella, ella le regalo una sonrisa-espero pasar más navidades como estas. Los adoro, familia. Feliz navidad-alzó más la copa.
-feliz navidad!-respondieron los demás Cullen, levantaron su copa y le dieron un trago. Edward se sentó y abrazó a Bella.
-feliz navidad, amor-le dio un beso en los labios, Edward le respondió, pero no como él quería responderle.
-te tengo una sorpresa.- le dijo cuándo se separaron.  
 -ah, sí? Cuál?-Bella se emocionó en seguida.
 -al rato lo sabrás.-la volvió a besar, tiernamente.
-bueno, tortolitos-otra vez, Alice los interrumpió.-mejor váyanse a su casa y déjenme a mi sobrina aquí, disfruten de su navidad.
-no es mala idea, pero, queremos disfrutar de la primera navidad de Nessie, juntos-le replico Bella.
-mmm…pues…váyanse y regresen antes que den las doce!-propuso Jasper-será como…
-la Cenicienta!-exclamo de repente Rosalie. Bella se echó a reír y la vio con incredulidad.
-la Cenicienta? Ok, Rose, no más ponche ni vino para ti.
-ahh!! No es justo!- se quejó Rosalie, haciendo un puchero.  
-tal vez.
Los Cullen volvieron a sala, Rosalie se puso a cantar villancicos y tocarlos en el piano de Edward, su familia se acercó a ella y le hicieron de coro. Edward fue con Alice, le susurro algo al oído y ella asintió, se volteo a su esposa y la agarro de la mano.
-a dónde vamos?-le pregunto confusa Bella- Nessie esta…
-Nessie esta con sus primos, nosotros vamos a…hablar un momento…
Empezaron a caminar por el bosque, lo bueno era que su casa estaba cerca de la casa grande Cullen. Edward abrió la puerta y dejo que Bella pasara. Ella admiro su casa, Edward y Alice habían arreglado la casa con velas y pétalos de rosa roja.
-Dios mío, Edward…-exclamo Bella-dejaste hermosa la casa…-se volteo a su marido y los beso en los labios, Edward profundizo el beso metiendo su lengua en la dulce cavidad de Bella. Se separaron para tomar aire, pero sus labios viajaron hasta su cuello.
-ven…-dijo Edward, la llevo a la habitación matrimonial y cerró la puerta, el cuarto estaba lleno de pétalos de rosa y flores, dándole una apariencia mágica al cuarto. Edward admiro el vestido de Bella, hasta el suelo, de seda roja, dejaba al descubierto la mitad de la espalda, cuando Bella se volteo el vestido se amarraba por detrás del cuello, con un escote que no dejaba demasiado a la imaginación, algunos adornos de cristal estaban alrededor de la cinta que lo sujetaba. La parte del busto era como tipo bikini, con un adorno de diamantes en el centro del escote. Se veía hermosa, con su cabello cayendo en cascada por su espalda, su piel pálida tenía un tono misterioso en contraste con la luz de las velas. Y sus ojos marrones, que tanto enloquecían a Edward, brillaban de excitación.
-Edward, amor…-empezó Bella, pero la interrumpió con un beso en los labios, se profundizo el beso más y más, hasta que los dos estuvieron acalorados y excitados.
-Bella…-Edward junto sus frentes, sintiendo el dulce aliento de Bella en su rostro.-te amo, y me has echó el hombre más feliz de la tierra, al darme una hija como mi Nessie.
Nessie, pensó Bella, su pequeña hija era hermosa, de piel crema y mejillas sonrojadas, de grandes ojos achocolatados, iguales a los de ella, e igual de hermosa que su padre. Esa niña le robaba el corazón a quien sea. No se podía regañar y mucho menos pasar inadvertida.
-yo también te amo, Edward…pero…donde quedo Nessie?.
-no te preocupes, bebé, ella esta con Alice, Jasper y sus primos, estará bien.
Bella frunció el ceño, no confiaba mucho que Alice la cuidara, temía que cuando regresara se encontrara con que Alice cambio el lindo vestido rojo, tan navideño, de Nessie por uno de los que ella acostumbra a comprar.
-que no me la convierta en una muñequita, por favor-rogo Bella antes de que Edward sonriera y la volviera  a besar.
En la casa grande Cullen, Nessie estaba bajo el árbol de navidad, viendo los regalos, tenía nueve meses, pero sabía a la perfección lo que era un regalo. Todos la buscaban, hasta que Kim, junto con su novio Jared, la encontraron abriendo los regalos y viéndolos.
-ah!, aquí esta Nessie!-grito Kim, mientras Jared la tomaba en brazos-Nessie mala, se supone que los regalos se abren hasta mañana.
Nessie le respondió con un balbuceo y le hizo una cara de nena enojada, Kim y Jared se rieron de su carita, amaban demasiado a esa niña como para poderse enojara con ella. Empezaron a caminar a la sala, pero Jared resbalo y Kim lo agarro, sin embargo, dejaron caer a Nessie de frente, los dos se sobresaltaron y rápidamente agarraron a la niña, cuando ella comenzaba a llorar, la examinaron, solo se había dado un buen golpe en la frente y nariz, un chichón asomaba en su frente y su nariz perfecta, había quedado roja, roja, como la de Rodolfo el Reno.
-que le paso a Nessie?-pregunto Alice, llegando con ellos y abrazando a Nessie.-porque tienes la nariz roja y un medio chichón en la frente?
-por qué…-empezó Kim,-quería parecerse a Rodolfo el Reno?
-…y porque el chichón en la frente?
-amm…-hablo Jared- se… cayó?
-qué?-Alice la abrazo más fuerte,  tratando de controlar su llanto-quien fue?-miro acusadoramente a los dos.
-fue Jared!-Kim lo señalo con el dedo, Alice lo miro enojada, y Jared miro a su novia con el ceño fruncido.
-gracias, amor-dijo con sarcasmo.
-sorry…-Kim se rio de nervios. 
-Jared!-exploto Alice, roja de furia.
Jared gimió internamente e hizo una cara de sufrido.
Edward y Bella se separaron, pero Edward no dejo de besar a Bella, sus labios recorrieron su cuello, y Bella lazo las manos a su cabello, tirando de él, un gemido ronco se salió de su boca cuando Edward encontró su pezón y lo empezó a mordisquear sobre el vestido.
Edward llevo a Bella a la cama y la despojo lentamente de sus ropas. Dejándola solamente con sus bragas, Bella hizo lo mismo con la ropa de Edward, al bajarle los pantalones, sintió la gran erección que sobresalía de sus boxers y Edward gimió cuando su esposa lo toco. Sus labios regresaron a los de ella, y su lengua volvió a entrar, explorando cada centímetro de su boca, como si fuera la primera vez, la acostó lentamente en la cama, y se acostó sobre ella, la beso en los labios y fue bajando hasta el pecho, mordió chupó y masajeo sus senos, haciendo que Bella se sonrojara y gimiera, bajo hasta su vientre, ahora plano, y los beso, haciéndole cosquillas, llego al comienzo de su sexo, bajo sus bragas hasta deshacerse de ellas, beso los suaves rizos y lamio su centro, Bella dio un grito ahogado, y sus manos volaron a la cabeza de su esposo, jalándolo de sus cabellos bronce, con un dedo entro en ella, luego metió otro, masajeándola y penetrándola con ellos, hasta que Bella se vino en su mano, Edward saboreo sus jugos, una mezcla exacta entre saldo y dulce, beso sus muslos y piernas, regreso a su labios y mordió el labio inferior, Bella bajo sus manos por la espalda de Edward, deleitándose de la dureza de su esposo, hasta llegar a los elásticos del boxers, metió su mano y acaricio sus bien formadas nalgas, Edward gimió y la bes con más pasión, Bella sintió su erección en su bajo vientre, le quito sus boxers en un solo movimiento, Edward se acomodó en su entrada, miro a Bella a los ojos y ella le regresó la mirada, una mirada intensa, llena de deseo.
-te amo…-le susurro, cerca de sus labios.
-yo también-dijo Bella, antes de que Edward la besara apasionadamente.
Alice intentaba que Nessie dejara de llorar, Carlisle la examino y vio que no tenía nada roto, solo el chichón, al que le habían puesto hielo para desinflamarlo. Pero se estaban empezando a desesperar, no sabían que hacer, solo Bella y Edward, pero…no querían interrumpirlos.
-ya sé!-exclamó Emmett-haber, Nessie…quieres una paleta?-la niña hipó y negó con la cabeza-un…dulce?- volvió a negar.
-un dulce es lo mismo que una paleta, burro!-Alice le dio un pequeño, pero cariñoso (nótese el sarcasmo)  golpe en la cabeza.
-au! Madre, Alice me pego.-se quejó Emmett, sobándose el golpe.
-oh, vamos, Emm- le dijo Esme, tratando de hacer reír a la niña-no seas infantil, cariño y mejor ayúdanos a que Nessie deje de llorar.
-mmm… ya se!-Rosalie se acercó al piano y empezó a tocar, Nessie se calló y la miro.
-uf! Se calló!-dijo Emmett, pero la canción acabo y Nessie empezó a llorar nuevamente.-oh! Diablos!
Edward penetro a Bella con fuerza, haciendo que ella soltara un grito, que se ahogó entre sus labios. Él disfruto de cómo se sentía estar dentro de Bella, como si fuera la primera vez, poco a poco se fue moviendo lentamente, para después agarrar ritmo, Bella gemía el nombre de su esposo, arqueo la espalda, ofreciéndole sus pechos a Edward, él los tomo gustosos, con su lengua, lamio es pezón hasta que estuvo duro y rosadito, mientras que al otro, le daba un suave masaje con la mano, paso al otro seno y repitió el movimiento. Bella enrollo sus piernas en la cintura de Edward, haciendo que él entrara más profundo aun.
-Edward…Edward-gemía Bella, Edward le respondió yendo más rápido, tuve que poner sus manos en las almohadas, para no aplastar a Bella con su peso, dejo los senos de ella y subió nuevamente a su cuello, lo mordisqueo y lamio, sus labios fueron hasta el lóbulo de su oído, lo atrapo entre sus dientes.
-Bella…-gimió, en su oído, dejando su lóbulo rojo-te amo, te amo demasiado…y siempre lo hare.
-yo…también….Edward…te…amo…-Bella apenas y podía hablar, su voz estaba tan distorsionada que a duras penas la reconoció. Edward empezó a ir más rápido, hasta que los gemidos de ambos se escucharon por toda la habitación, él sintió las paredes de Bella tensarse, y se vino justo cuando Bella llegaba al límite, y los dos gritaban sus nombres, se dejó caer sobre Bella, aun sin salirse de ella y sintiendo como los temblores desaparecían. Los jadeos de él y Bella iban al unisón. Cuando recupero un poco de fuerzas, Edward se hizo a un lado, saliendo de Bella y atrayéndola a su pecho, descanso la cabeza de Bella en su hombro y los tapo con una manta.
-feliz navidad, amor…-le dijo Bella, apoyándose en un brazo y besando los labios de Edward.
-feliz navidad-Edward le regreso el beso, más apasionado y dulce.
Los otros Cullen estaban ya un poco cansados, Nessie seguía llorando, y ya no sabían que hacer.
-ves, Jared?-le dijo Alice, moviéndola de una lado a otro, tratando de callarla, peor solo aumentando su llanto.-ves lo que provocas?
-lo siento!...espérame, creo saber la solución…-Jared  desapareció y al momento regreso, trayendo consigo unos regalos.
-estás loco!?-exclamo Jane-esos regalos son para mañana. Si no, Santa se enojara.
- lo siento, Jane…pero…es por el bien de todos.- le acerco un regalo a Nessie-Nessie…quieres abrirlo?
La niña dejo de llorar, vio el regalo y su carita se ilumino, después vio Jared, este asintió con la cabeza y Nessie se lanzó al regalo y más tardo en agarrarlo, que en abrirlo, saco un lindo oso de peluche, café. Nessie lo abrazo y empezó a reírse, todos voltearon a ver a Jared.
-qué?-pregunto incomodo
-lo lograste…hiciste que Nessie dejara de llorar.-le dijo Carlisle.
-s´, bueno…tengo poderes con los bebés.
-jajá, si claro!.-los Cullen volvieron  a su fiesta.
-supongo que es momento de irnos, ya va a hacer medianoche…-le dijo Bella, Edward asintió y se empezaron a vestir, antes de salir de la casa, Bella lo beso bajo la luz de la luna.                 
-y eso…porque?-pregunto Edward. Su esposa le señalo arriba de su cabeza. Muérdago. Genial.-mmm…muérdago…que bien…
La agarro a besos, después de un momento se separaron y cerraron bien la casa, caminaron abrazados por la cintura, cuando llegaron a la casa grande Cullen, fueron directo con Nessie, todos estaban como estaban cuando se fueron.
-hola hijita!- le dijo Bella, agarrándola de su cuerpecito. Nessie sonrió y antes de que Bella dijera algo sobre la nariz roja y el chichón, Edward la agarro de las cintura, Esme les ofreció a todos una copa, la agarraron y justo cuand tocaban las doce, todos empezaron a gritar:
-feliz navidad!
-feliz navidad, Edward.
-feliz navidad, Bella-se dieron otro beso, hoy sí que era el día de los besos.
-feliz navidad, Nessie.- los dos le dieron un abrazo, luego, cuando todos se terminaron de felicitar, Bella miro a todos los Cullen, con sospecha en la mirada.
-que le paso a mí hija? Porque tiene la nariz roja y un chichón en la cabeza.
-pues…se calló!-exclamo Rose, el cascanueces.
-ah! Mira qué bien!-Edward miro con preocupación a Nessie.
-buuenooo…-empezó Alice- el punto es que está bien… ahora…felicidad, dulce…dulce, navidad!
-dulce navidad!-respondió Bella. Edward la volvo a atraer a él y le planto un sonoro beso en los labios.
-feliz navidad…dulce… ¿dulce? Navidad…-Bella le regreso el beso, y Nessie ya no lloro en todo lo que resta de la noche. Y los Cullen pasaron su primera navidad.

FIN. 
      
             

5 comentarios:

nydia dijo...

Hola verdaderamente te quedo genial esta muy lindo tiene lo q cualquiera desearia para esta navidad....Besitos desde Ecuador...Me gusto....

ralip_ralip dijo...

Bueno pues no cabe duda de que la Navidad ha sido verdaderamente dulce, a pesar de renesme je,j,eje, Me encantó

Besos y Feliz Navidad

Twilightmaniaca dijo...

Muy bien!

Todo salio como uno espera la Navidad, solo que no del todo bien con Reneesme, aunque le fue bien a ella, se adelanto a abrir un regalo, jaja :)

berenice dijo...

si que fue dulce la navidad !! muy bien creo que en la que sigue Nessie ya tendra hermanito jajjaa.. me gusto

Lumy Cullen dijo...

Estuvo sumamente dulce esta Navidad!! Por lo que se ve Edward y Bella se estan preparando para darle un hermanito a Nessie. De verdad que a pesar de todo para Nessie le salio todo a perdir de boca, ya que pudo obtener un regalo antes de tiempo. Estuvo buenísimo, me gusto mucho!!! Esta es la Navidad que toda persona desearía tener. Me sorprendio que Alice y Jasper, además de Rosalie y Emmett tuvieran hijos, que emoción. Me gustó mucho!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...